1917 (2019)

1917-posterEn Dunkirk (2017), su película ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, el director Christopher Nolan jugó con la idea del tiempo a través de tres narraciones que se iban entrelazando y transcurrían con diferentes ritmos. El tiempo también es un factor importante para Sam Mendes, cuya nueva cinta, 1917, ocurre en la Primera Guerra Mundial, pero mientras Nolan recurría a un montaje que intercalaba sus diferentes momentos, haciendo que el salto de uno a otro fuese notorio y forme parte del desarrollo del relato, en esta otra obra el enfoque es distinto. Tratando de construir la ilusión de que estamos ante dos extensos planos secuencia, los múltiples cortes que construyen el relato tratan de pasar desapercibidos para el espectador, como si la acción avanzara de manera ininterrumpida, tarea que fue lograda gracias al trabajo del editor Lee Smith, que participó en ambas películas.

Sigue leyendo

Kingsman: The Secret Service (2015)

Kingsman_The_Secret_Service_posterCon la película Kingsman: The Secret Service (Kingsman: El servicio secreto) se vuelven a juntar los nombres de Matthew Vaughn, Jane Goldman y Mark Millar. El primer punto de confluencia de este trío surgió con la cinta Kick-Ass (2010), basada en un cómic homónimo de Millar cuyo guion fue escrito por Goldman y Vaughn, siendo este último el director de la adaptación. Los roles se repiten con esta nueva película, inspirada en un cómic de autoría de Millar que se publicó entre los años 2012 y 2013. Debido a que el quipo creativo no cambió demasiado entre una y otra película, existen claras similitudes de tono entre ambas obras, recurriendo a la característica mezcla de comedia y violencia que destacó a Kick-Ass, así como unas frenéticas secuencias de peleas.

Sigue leyendo

Magic in the Moonlight (2014)

Magic_in_the_Moonlight_posterLa frecuencia con la que Woody Allen estrena sus películas es capaz de sorprender a cualquier persona. Cada año vemos una nueva cinta del director neoyorquino, pero a sus 79 años de edad hay ciertos hábitos que han comenzado a mermar, como su antigua preferencia por protagonizar sus propias cintas. Ahora debe conseguir a otros actores para que interpreten a estos particulares personajes que se han transformado en sus verdaderos alter egos. En Magic in the Moonlight (Magia a la luz de la luna), su más reciente película, es Colin Firth quien asume el desafío, dando vida a un ilusionista inglés.

Sigue leyendo