La La Land (2016)

la_la_land-posterAl haber sido un aspirante a baterista de jazz durante la escuela secundaria, y formar parte del grupo de indie pop Chester French en su primer año de universidad, la filmografía del director Damien Chazelle ha estado ineludiblemente ligada a la música. Su experiencia como estudiante de un abusivo profesor lo inspiró a hacer la extraordinaria Whiplash (2014), que habla sobre la ambición y el ansia por alcanzar la excelencia, y también escribió la cinta Grand Piano (2013), un thriller acerca de un pianista que es aterrorizado durante un concierto. Con su nueva obra, La La Land, el cineasta sigue dentro del área de la música, pero a diferencia de los trabajos recién mencionados, ésta se enmarca dentro del género de los musicales, algo que no había hecho desde su primer largometraje, Guy and Madeline on a Park Bench (2009).

Sigue leyendo

Whiplash (2014)

Whiplash_posterEn The School of Rock (2003), Jack Black interpreta a un profesor que le enseña a sus alumnos a amar la música, a creer en ellos mismos, y a liberarse a través del rock. La relación maestro-alumno mostrada en aquella película no puede ser más distinta a la presente en Whiplash, donde los alumnos de J.K. Simmons no ven el proceso musical como una manera de liberarse, sino que como un verdadero método de tortura. En vez de perfilarse como un profesor que inspira a sus jóvenes aprendices, una tradición que el cine estadounidense ha repetido hasta el cansancio y cuyo caso más emblemático es el de John Keating en Dead Poets Society (1989), el personaje interpretado por Simmons basa sus enseñanzas en el miedo y el estrés.

Sigue leyendo