Lady Bird (2017)

Lady_Bird-posterLa transición de Greta Gerwig hacia la labor de directora ocurrió de manera paulatina. Ya desde sus primeros trabajos como actriz, en películas que se enmarcan dentro del género denominado mumblecore, debía adoptar un rol más activo en la creación de dichas cintas, ya que gran parte de los diálogos y situaciones eran improvisados. Así, por ejemplo, llegó a recibir el crédito de coguionista en Hannah Takes the Stairs (2007), de Joe Swanberg, y posteriormente asumió la tarea adicional de codirectora en la película Nights and Weekends (2008), nuevamente con Swanberg. Sus guiones más conocidos vendrían después, con Frances Ha (2012) y Mistress America (2015), los que escribió junto a su pareja Noah Baumbach, pero fue solo recientemente que pudo escribir y dirigir de forma exclusiva su primer largometraje, Lady Bird.

Sigue leyendo

Don’t Breathe (2016)

dont_breathe-posterCuando el director uruguayo Fede Álvarez debutó en el cine estadounidense, el desafío no era nada sencillo. No solo tuvo que pasar de hacer cortometrajes en su país natal a un largometraje en Hollywood, sino que abordó además la tarea de hacer un remake de una película de culto, que es idolatrada por sus fanáticos. El resultado fue Evil Dead (2013), la que si bien no llega al nivel de la original, logró un buen trabajo haciendo algo que era respetuoso con el material en el que estaba basada, creando al mismo tiempo un resultado propio. Con el éxito comercial alcanzado por la cinta, lo más fácil habría sido continuar el mismo camino, haciendo películas de terror donde el gore es el punto principal, pero Álvarez optó por probar algo distinto, acercándose más al área del thriller y reemplazando lo chocante por la tensión.

Sigue leyendo

It Follows (2014)

It_Follows_posterEl cine de terror, como la ciencia ficción, es un género que permite crear metáforas a través de sus historias. Por más sobrenatural que sea el peligro que amenaza a sus personajes, existe la posibilidad de vincular estos elementos a miedos que puedan resultar más cercanos para los espectadores. Es lo que ocurre, por ejemplo, con películas como The Thing (1982), que trata cuestiones ligadas a la identidad y a verse enfrentado a las personas que conocemos, y con The Babadook (2014), donde se exploran temas como la maternidad, la muerte de un ser querido y el temor de perder la cordura. Y es también lo que ocurre con It Follows, el segundo largometraje del director David Robert Mitchell.

Sigue leyendo