The Disaster Artist (2017)

The_Disaster_Artist-posterMientras la mayoría de las películas malas produce rechazo, existe un selecto grupo dentro de ellas que  provocan una fascinación hipnótica. La impresión inicial que surge al verlas, producto de una sorprendente baja calidad, da paso al deseo por saber más sobre la obra, a una especie de obsesión. Eso es precisamente lo que ocurre con The Room (2003), la que alguna vez fue denominada “la Citizen Kane de las películas malas”, y que con el pasar del tiempo se transformó en una película de culto. Aunque su estreno en cines fue desastroso en términos comerciales, la película fue adquiriendo mayor popularidad gracias a un efectivo boca a boca, llamando incluso la atención de los actores James Franco y Seth Rogen, quienes decidieron hacer la cinta The Disaster Artist (The Disaster Artist: Obra maestra), sobre la filmación de ese particular proyecto.

Sigue leyendo

Anuncios

22 Jump Street (2014)

22_Jump_Street_PosterLa creencia de que las segundas partes nunca son buenas se ha convertido casi en un mantra en el mundo del cine. Si bien es cierto que hay notables excepciones, éstas no alcanzan a desvirtuar la regla general de que la mayoría de las veces las secuelas no logran alcanzar la calidad de la primera película. Esto es especialmente cierto en el género de la comedia, donde los ejemplos de buenas segundas partes son todavía más escasos. Es por eso que una cinta como 22 Jump Street (Comando especial 2) destaca tanto, ya que no solo se convierte en una secuela que alcanza el nivel de la primera cinta, sino que también logra expandir una premisa que ya parecía difícil de tragar con el estreno de la anterior película.

Sigue leyendo

Neighbors (2014)

Neighbors_PosterSeth Rogen ha ido cultivando a lo largo de su carrera la imagen de un “hombre-niño”. De una persona ingenua que tiene problemas con madurar y afrontar responsabilidades, como si se encontrara eternamente en la adolescencia. Así lo podemos ver en Superbad (2007), película donde interpreta a un policía que prefiere divertirse con un escolar que hacer su trabajo; en Pineapple Express (2008), donde se ve envuelto en unos líos de narcotráfico por culpa de su dealer de marihuana; y en Knocked Up (2007), donde interpreta a un hombre que recibe la inesperada noticia de que va a ser padre.

Sigue leyendo