The Hateful Eight (2015)

The_Hateful_Eight-posterQuentin Tarantino ejemplifica muy bien en qué consiste la teoría de autor en el cine. Según ésta, si bien las películas son creadas con el esfuerzo colectivo de varios artistas, es el director quien posee la principal voz dentro del proceso, tomando aquellas decisiones que definirán el resultado final. De esa manera, el trabajo de quienes participan en el proyecto se va a terminar adecuando a lo que esa persona requiera, y la obra en sí adoptará una visión determinada, que la diferenciará de los trabajos de otros directores. A lo largo de su carrera, Tarantino ha ido cultivando un estilo bastante reconocible, tanto así que quienes van a ver sus películas lo hacen no guiados por el tipo de historia que cuenta en cada una de ellas ni en los actores que aparecen en pantalla, sino porque por su nombre está ligado a la obra. En la actualidad son pocos los cineastas que logran ese efecto a un nivel tan masivo, siendo otros casos por ejemplo Woody Allen y Wes Anderson.

Sigue leyendo

Dom Hemingway (2013)

dom_hemingwayEs difícil pensar que un actor como Jude Law protagonizaría esta película. Law, que siempre se ha visto impecable en las alfombras rojas, y con un estilo sofisticado en sus roles, parece ser la opción menos probable para interpretar al personaje principal de Dom Hemingway. Sin embargo, todas estas dudas quedan atrás luego del primer minuto de la cinta, donde uno queda convencido del talento de este actor. Es en esa primera escena donde uno capta el espíritu del personaje, que parece estar emparentado con el protagonista de la película Bronson (2008) o con los criminales que habitan la filmografía de Guy Ritchie.

Sigue leyendo

The Heat (2013)

the-heat-posterEs difícil negar que formamos parte de una sociedad machista. Aunque se han logrado medidas de igualdad de género durante las últimas décadas, la mujer aún conserva una posición secundaria dentro de la sociedad, estando siempre un peldaño abajo del hombre. Uno de los medios donde podemos notar esto es en el cine, que no es solo un invento creado para pasar el rato, sino que también funciona como reflejo de los valores que priman en un determinado tiempo y lugar. Herramientas como el test de Bechdel nos permiten darnos cuenta que la gran mayoría de las películas estrenadas a lo largo del mundo poseen una escaza presencia de personajes femeninos, los cuales en el caso de estar incluidos en una cinta, casi siempre ocupan un lugar accesorio y dependientes de los personajes masculinos.

Sigue leyendo