Her Smell (2018)

Her_Smell-posterHacer una película que narre la historia de músicos reales puede presentar más limitantes que una sobre personajes completamente ficticios. Además de los intereses de los mismos artistas o de sus herederos, que tratarán de cuidar la manera en que son representados en la pantalla, existe una cierta presión por englobar los hitos emblemáticos de sus carreras, para que no quede la sensación de que algo importante fue omitido. De esta forma, la biopics musicales tienden a compartir un mismo tipo de relato, lo que se nota al comparar tres ejemplos recientes como Bohemian Rhapsody (2018), The Dirt (2019) y Rocketman (2019), que más allá de algunas leves variaciones en sus estilos muestran el conocido trayecto de los orígenes humildes, la llegada a la fama, la caída en los excesos, los quiebres personales y el regreso triunfal.

Sigue leyendo