Alita: Battle Angel (2019)

Alita_Battle_Angel-posterLos inicios de Robert Rodriguez como director se convirtieron casi en una leyenda. No solo por su primer largometraje El mariachi (1992), que tuvo una muy buena recibida en el festival de Sundance, sino también por la forma en que lo hizo. Con un presupuesto de solo $7.000 dólares, la producción fue una proeza de la eficiencia económica, y el libro que Rodriguez escribió sobre su experiencia, Rebel Without a Crew, se volvió una referencia obligada para aquellos cineastas que trabajan de manera independiente y con pocos recursos materiales. Desde entonces, el director desarrolló una carrera muy variada, que se extiende desde las cintas de acción infantil como Spy Kids (2001), hasta el estilizado cine negro de Sin City (2005). Sin embargo, en todos estos años nunca había hecho un trabajo tan grande como Alita: Battle Angel (Battle Angel: La última guerrera).

Sigue leyendo

Isle of Dogs (2018)

Isle_of_Dogs-posterA lo largo de su carrera, el director estadounidense Wes Anderson ha utilizado de manera recurrente el tema de la familia en sus películas. Ya sea biológica o adoptiva, este tipo de relaciones han estado en el núcleo de sus trabajos. Ahora, en sus proyectos más recientes, si bien no ha abandonado completamente la idea de los vínculos familiares, otra idea comenzó a tener una mayor atención dentro de sus obras: la noción de autoridad y el acto de rebelarse contra ella. En la última década, los protagonistas de las cintas de Anderson participan de historias donde deben enfrentarse a una presión externa que les prohíbe o los obliga a hacer algo, situación que no es aceptada por los personajes, quienes recurren a diversas maneras de enfrentar esa imposición.

Sigue leyendo

Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance) (2014)

Birdman_posterAl escribir sobre Boyhood (2014), de Richard Linklater, es imposible hacerlo sin mencionar su proceso de filmación, que se extendió a lo largo de doce años. Algo similar ocurre con Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance) (Birdman [O la inesperada virtud de la ignorancia]), la nueva cinta del mexicano Alejandro González Iñárritu, que se encuentra estructurada de tal manera que parece estar compuesta por un único plano secuencia. Una proeza que es alcanzada con una importante ayuda de las herramientas digitales, pero proeza al fin y al cabo. Destacar estos aspectos de los trabajos recién mencionados no es algo negativo, sino necesario, pero debemos además hacernos la pregunta de si es lo único que las hace destacar, o si hay algo más atrás de todo eso.

Sigue leyendo

The Grand Budapest Hotel (2014)

ImageLos fanáticos de Wes Anderson adoran su estilo inconfundible: la gran atención en los detalles, la paleta de colores con una predominancia de tonos amarillos, los objetos y la estética vintage que pueblan sus escenas, los movimientos de cámara (travellings laterales, tomas panorámicas), el diálogo ágil y situaciones rápidas, el uso de maquetas y stop motion, la aparición de actores recurrentes (Bill Murray, Jason Schwartzman, Owen Wilson), la composición de sus planos (con una afición por la simetría). En resumen, el mundo que ha ido creando a lo largo de los años. Es tal la correlación entre estos elementos y Anderson, que sus detractores se basan en las mismas razones para atacar sus trabajos. Según ellos, el cineasta texano se preocupa tanto en cómo se ven sus películas que descuida el resto de los componentes.

Sigue leyendo