Turbo Kid (2015)

Turbo_Kid_posterYa desde sus primeros minutos, Turbo Kid se encarga de dejar bien en claro cuál es la época que busca emular. Durante los créditos iniciales aparece el logo de la compañía productora Epic Pictures, acompañada del mensaje “líder #1 en venta de Laser Disc”, y la narración de las escenas introductorias nos indica que la historia está ambientada en el futuro, en el lejano año de 1997. La película empuña con orgullo su influencia ochentera, pero lo hace además sabiendo que un mero ejercicio nostálgico no es suficiente para sustentar un largometraje. Los directores canadienses Anouk Whissell, François Simard y Yoann-Karl Whissel, quienes trabajan bajo el nombre colectivo de RKSS (Road Kill Super Stars), logran un equilibrio preciso entre estilo y sustancia, evitando así que la cinta caiga en el terreno de lo simplemente anecdótico.

Sigue leyendo

Slow West (2015)

Slow_west_posterHace varias décadas que terminó la edad dorada del western. Estas películas, que eran producidas con gran regularidad y formaban parte fundamental de la industria cinematográfica, han pasado a convertirse en raras excepciones en el panorama actual. Sin embargo, y pese al escaso número de representantes que se estrenan año a año, aún existen intentos por expandir el género y entregarle a la audiencia obras de buena calidad. De vez en cuando nos encontramos con obras como The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford (2007), True Grit (2010) o Django Unchained (2012), que no solo demuestran que los western no han muerto, sino que además actualizan sus códigos a un estilo más contemporáneo. Es precisamente esto lo que intenta lograr la película Slow West de John Maclean.

Sigue leyendo