Pet Sematary (2019)

Pet_Sematary-posterPor alguna razón, los vehículos han servido como una fuente de terror en más de una ocasión para Stephen King, tanto en su vida como en su obra. Así, por ejemplo, ocurre en su novela Buick 8: Un coche perverso, que publicó unos años después del accidente automovilístico que sufrió en 1999, cuando fue atropellado por un auto. Pero incluso en obras anteriores a ese hecho podemos ver a los vehículos como una amenaza mortal, lo que ocurre en el único largometraje que ha dirigido, la infame Maximum Overdrive (1986), y con su novela Christine de 1983. Ese mismo año publicó Cementerio de animales, que se convirtió en uno de sus libros más famosos, y que fue adaptado al cine en 1989 y tres décadas después vuelve con una nueva película, Pet Sematary (Cementerio maldito), narrando una historia donde otra vez aparece este peligro recurrente.

Sigue leyendo