Isle of Dogs (2018)

Isle_of_Dogs-posterA lo largo de su carrera, el director estadounidense Wes Anderson ha utilizado de manera recurrente el tema de la familia en sus películas. Ya sea biológica o adoptiva, este tipo de relaciones han estado en el núcleo de sus trabajos. Ahora, en sus proyectos más recientes, si bien no ha abandonado completamente la idea de los vínculos familiares, otra idea comenzó a tener una mayor atención dentro de sus obras: la noción de autoridad y el acto de rebelarse contra ella. En la última década, los protagonistas de las cintas de Anderson participan de historias donde deben enfrentarse a una presión externa que les prohíbe o los obliga a hacer algo, situación que no es aceptada por los personajes, quienes recurren a diversas maneras de enfrentar esa imposición.

Sigue leyendo

Anuncios

The Grand Budapest Hotel (2014)

ImageLos fanáticos de Wes Anderson adoran su estilo inconfundible: la gran atención en los detalles, la paleta de colores con una predominancia de tonos amarillos, los objetos y la estética vintage que pueblan sus escenas, los movimientos de cámara (travellings laterales, tomas panorámicas), el diálogo ágil y situaciones rápidas, el uso de maquetas y stop motion, la aparición de actores recurrentes (Bill Murray, Jason Schwartzman, Owen Wilson), la composición de sus planos (con una afición por la simetría). En resumen, el mundo que ha ido creando a lo largo de los años. Es tal la correlación entre estos elementos y Anderson, que sus detractores se basan en las mismas razones para atacar sus trabajos. Según ellos, el cineasta texano se preocupa tanto en cómo se ven sus películas que descuida el resto de los componentes.

Sigue leyendo

Inside Llewyn Davis (2013)

ImageLa historia está ambientada en Nueva York, a comienzos de los años 60. O mejor dicho, a lo largo de la ciudad de Nueva York, desde el barrio bohemio de Greenwich Village hasta la exclusiva zona del Upper West Side. Su protagonista, Llewyn Davis (Oscar Isaac), es un cantautor de música folk que  está luchando por hacerse conocido y vender su primer disco solista. Sin embargo, su situación dista mucho de ser exitosa, ya que acompañado de un bolso con ropa y su guitarra, el músico no tiene un lugar fijo donde vivir, y depende de la solidaridad de sus amigos para poder dormir en sus sillones.

Sigue leyendo