Midsommar (2019)

Midsommar-posterEl largometraje debut de Ari Aster, Hereditary (2018), llamó la atención no solo por su buena calidad, sino también por la seguridad que demostraba el director con el manejo del lenguaje cinematográfico y las decisiones artísticas que tomó durante su producción. La obra pertenece al género del cine de terror, pero en vez de recurrir a sustos concretos, a impactos pasajeros, utilizaba una fuerte atmósfera que extendía la tensión a lo largo del metraje, creando algo que se alejaba del tipo de historias al que nos tiene acostumbrado el cine comercial. Con su segunda película, Midsommar (Midsommar: El terror no espera a la noche), estrenada solo un año después, sus intentos por crear algo distintivo, que funcione por sus propias reglas, van incluso más allá.

Sigue leyendo

Lady Macbeth (2016)

Lady_Macbeth-posterRoger Ebert consideraba al cine como una máquina que genera empatía, ya que permite que el espectador pueda conocer historias que escapan de su entorno habitual, mostrando las vidas de personas que viven en otros lugares, que tienen otras ocupaciones y que pertenecen a grupos distintos al nuestro. De esta manera, las películas tienen la posibilidad de expandir nuestro entendimiento del mundo y de comprender a personas diferentes a nosotros. Esta idea tiene razón, pero, así como el cine es capaz de levantar puntos en común entre nosotros y aquellos que parecían lejanos, también puede mostrar historias donde los personajes realizan cosas más difíciles de entender, e incluso donde cometen acciones que nos parecen reprochables.

Sigue leyendo