Ema (2019)

Ema-posterLas circunstancias que ponen en movimiento a la película Ema de Pablo Larraín, y que dan forma al conflicto de la obra, ocurrieron antes de los hechos narrados en la cinta. Los detalles de lo que pasó no son explicados de inmediato, sino que se hacen algunas alusiones incompletas, a partir de las cuales vamos completando el puzle. Lo primero que sabemos es que se trata de un niño que ya no está en custodia de la protagonista (Mariana Di Girolamo), y que esta se ve impedida de recuperarlo. Luego esos aspectos se van precisando y descubrimos que el niño había sido adoptado, pero debido a un comportamiento errático, que provocó un accidente con graves secuelas, fue regresado al cuidado de las instituciones estatales, donde la antigua madre adoptiva ya no puede tener contacto con él, pese a que se arrepintió de su decisión.

Sigue leyendo

Coco (2017)

Coco-posterEn las más de dos décadas que lleva haciendo largometrajes, el estudio de animación Pixar ha narrado historias que transcurren en los más diversos escenarios. Desde las aventuras de un grupo de juguetes que se ven enfrentados al paso del tiempo y la obsolescencia, pasando por la travesía de un pez que intenta encontrar a su hijo en el vasto océano, la historia de amor de dos robots en un mundo posapocalíptico, el viaje de autodescubrimiento de un anciano que decide literalmente hacer volar su casa, hasta la interacción de un grupo de emociones que existe dentro de una niña, sus cintas han sido elogiadas por su originalidad e invención. Sin embargo, y a pesar de esta variedad en los mundos que explora, hasta ahora sus protagonistas humanos -y los actores que los interpretan- habían sido invariablemente de raza blanca.

Sigue leyendo

Neruda (2016)

Neruda-posterLas películas que giran en torno a algún personaje histórico tienden a estar expuestas a dos grandes riesgos. Primero, el deseo de querer abarcar demasiado, narrando la vida completa de aquella persona, desde su nacimiento hasta su muerte, centrándose en sus hitos más importantes y superficiales, haciendo que el relato se asemeje más a un libro escolar. Y en segundo lugar, tener una aproximación excesivamente reverencial hacia el individuo retratado, lo que limita a la obra a lo políticamente correcto, sin arriesgarse demasiado, dando como resultado una cinta estéril, que cumple con lo mínimo. Neruda, la nueva película de Pablo Larraín, evita esos dos errores, creando un relato con personalidad y vida propia.

Sigue leyendo