Tomorrowland (2015)

Tomorrowland_posterUno de los aspectos que se pueden notar en la filmografía de Brad Bird, tanto en The Iron Giant (1999) como en The Incredibles (2004), es la pasión que demuestra el director por el denominado retrofuturismo. Consiste en la manera en que épocas pasadas se imaginaban cómo sería el futuro, utilizando para esto la tecnología y la estética que existía en aquel entonces como punto de referencia. Así, cada una de estas concepciones iba variando según la década a la que pertenecía, convirtiéndose en expresiones que reflejaban el sentimiento de un determinado tiempo y lugar. Vertientes como el dieselpunk y el steampunk forman parte del género. En su nueva película, Tomorrowland, el cineasta vuelve a explorar este tema a una escala mayor que la de sus trabajos previos.

Sigue leyendo