Suspiria (2018)

Suspiria-posterEl cambio de tono que se produce entre Call Me by Your Name (2017), la anterior película de Luca Guadagnino, y Suspiria, su nuevo estreno, es evidente. El entorno soleado del norte de Italia, que evoca una atmósfera idílica y de ensueño, es reemplazado por la fría Berlín de fines de los años 70, donde se extiende un aire opresivo, estremecedor. La combinación entre pasión y arte es un aspecto común entre ambas obras, pero mientras en la primera se trata de algo sensible y seductor, en esta nueva cinta es una pasión que esconde un fin siniestro. En las dos películas el director demuestra su talento para crear sensaciones sugerentes, aunque el objetivo que en uno y otro caso pretende es muy diferente.

Sigue leyendo

Anuncios

Call Me by Your Name (2017)

Call_Me_by_Your_Name-posterHay películas que tratan a la ambientación de sus historias no como un mero elemento accidental del relato, sino como algo que es capaz de entregarle un espíritu propio, una atmósfera distintiva a la obra. Esto no solo se nota en historias de corte fantástico, que transcurren en lugares exóticos o que narran hechos inusuales, sino también en aquellas cintas que tienen un enfoque más realista. La combinación de elementos como el diseño de producción, la fotografía, la banda sonora, va dando forma a sensaciones bien definidas, que nos transportan a ese lugar y época determinados. Es lo que ocurre, por ejemplo, con un título como Carol (2015) de Todd Haynes, donde se transmite la melancolía de la historia narrada a través del lenguaje cinematográfico.

Sigue leyendo

Youth (2015)

Youth-posterTras el éxito de La grande bellezza (2013), que ganó numerosos premios, incluido un Óscar en la categoría de mejor película extranjera, las expectativas por el siguiente proyecto del director italiano Paolo Sorrentino eran altas. El resultado es Youth, que se convirtió en su segundo largometraje hablado en inglés, tras This Must Be the Place (2011), y si bien no contó con la participación de Toni Servillo, que había brillado en su anterior trabajo, su lugar es ocupado por un elenco compuesto por varios nombres conocidos. Además, y como ya es habitual, la influencia de Federico Fellini es notoria, tanto en la opulencia del entorno en el que está ambientada la cinta como en la forma en que es narrada la historia.

Sigue leyendo

Deux jours, une nuit (2014)

Deux_jours,_une_nuit_posterLos hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne se han convertido en algo así como los directores predilectos del festival de Cannes. Con dos Palmas de Oro, además de otros premios y nominaciones, estos cineastas belgas han logrado consolidar sus carreras como ningún otro director contemporáneo. Sus trabajos se enmarcan dentro de un cine social, inspirado en el neorrealismo italiano, y en ellos narran historias de personas pertenecientes a la clase media o baja, utilizando un estilo lo más auténtico posible.

Sigue leyendo

La grande bellezza (2013)

ImageEn 1960, el director italiano Federico Fellini estrenó La dolce vita, una de sus películas más importantes. La cinta, que ganó la Palma de Oro en el festival de Cannes, muestra una dura crítica a la clase alta italiana, la cual es representada como un grupo de personas frívolas e ignorantes. Aunque han pasado más de cincuenta años desde aquel estreno, la situación de la aristocracia italiana parece mantenerse igual, e incluso peor, como se demuestra en la cinta La grande bellezza (La gran belleza), de Paolo Sorrentino.

Sigue leyendo

Cosmopolis (2012)

ImageLa premisa parece no llamar la atención por si sola: Robert Pattinson interpreta a un hombre de negocios que recorre la ciudad de Manhattan a bordo de una limusina blanca, interactuando con una serie de personajes a lo largo del día. No llama mucho la atención porque el actor en cuestión es conocido principalmente por haber participado en las infames adaptaciones cinematográficas de la saga Twilight, donde no se caracteriza exactamente por dar unas interpretaciones memorables. Pero esta desconfianza se disipa al aclarar que el director y guionista de la película es David Cronenberg, perteneciente a una camada de directores norteamericanos contemporáneos que vale la pena seguir, ya que son garantía casi segura de buenas películas.

Sigue leyendo

C’era una volta il West (1968)

ceraunavoltailwestC’era una volta il West (traducida al inglés como Once Upon a Time in the West y en español como Érase una vez en el oeste, o Hasta que llegó su hora) significó un gran salto para Sergio Leone. Sus trabajos anteriores, particularmente Il buono, il brutto, il cattivo, le habían dado una sólida base en el mundo del cine, y sirvieron como garantía para aquellos que iban a financiar sus películas. Fue por eso que con un gran presupuesto, Leone pudo dar rienda suelta a sus ideas, narrando uno de los mejores western de la historia. Pero esto no habría sido posible sin la ayuda de su antiguo colaborador, Ennio Morricone, quien a través de su música logra realzar todo aquello que está ocurriendo en la pantalla.

Sigue leyendo