Widows (2018)

Widows-posterLa premisa de Widows (Viudas) deja de manifiesto la conexión que tiene con el subgénero de las películas de atracos. Lo atractivo de la cinta es que, si bien pertenece a ese grupo de historias, desarrolla el relato de una manera especial, entregando algo mucho más llamativo que simplemente un grupo de personajes que planea y ejecuta un robo. La manera en que aborda este tipo de obras no consiste en subestimarlas, como si se tratase de una deconstrucción que está tan interesada en diseccionar las convenciones y lugares comunes del subgénero que el foco de atención lo apunta a ella misma, sino que demuestra un claro respeto por las reglas del cine de género, al que le otorga una interesante dimensión adicional.

Sigue leyendo

The Disaster Artist (2017)

The_Disaster_Artist-posterMientras la mayoría de las películas malas produce rechazo, existe un selecto grupo dentro de ellas que  provocan una fascinación hipnótica. La impresión inicial que surge al verlas, producto de una sorprendente baja calidad, da paso al deseo por saber más sobre la obra, a una especie de obsesión. Eso es precisamente lo que ocurre con The Room (2003), la que alguna vez fue denominada “la Citizen Kane de las películas malas”, y que con el pasar del tiempo se transformó en una película de culto. Aunque su estreno en cines fue desastroso en términos comerciales, la película fue adquiriendo mayor popularidad gracias a un efectivo boca a boca, llamando incluso la atención de los actores James Franco y Seth Rogen, quienes decidieron hacer la cinta The Disaster Artist (The Disaster Artist: Obra maestra), sobre la filmación de ese particular proyecto.

Sigue leyendo

Magic in the Moonlight (2014)

Magic_in_the_Moonlight_posterLa frecuencia con la que Woody Allen estrena sus películas es capaz de sorprender a cualquier persona. Cada año vemos una nueva cinta del director neoyorquino, pero a sus 79 años de edad hay ciertos hábitos que han comenzado a mermar, como su antigua preferencia por protagonizar sus propias cintas. Ahora debe conseguir a otros actores para que interpreten a estos particulares personajes que se han transformado en sus verdaderos alter egos. En Magic in the Moonlight (Magia a la luz de la luna), su más reciente película, es Colin Firth quien asume el desafío, dando vida a un ilusionista inglés.

Sigue leyendo

Stoker (2013)

ImageAl escribir sobre Pieta (2012) mencioné el gran nivel que ha alcanzado el cine de Corea del Sur. Dentro de los directores que han liderado esta industria se encuentra Park Chan-wook, responsable de cintas como Oldboy (2003), Sympathy for Lady Vengeance (2005) y Thirst (2009), en las cuales lo macabro se mezcla de forma perfecta con un casi omnipresente deseo de venganza. Es por eso que la noticia de que el director surocreano haría una película producida en Estados Unidos, con actores de habla inglesa, llamó tanto la atención. ¿Habría alguna traba por parte de Hollywood en el trabajo de Park Chan-wook? ¿Están preparadas las audiencias occidentales para sus películas?

Sigue leyendo