It (2017)

It_2017-posterLa obra de Stephen King ha estado ligada fuertemente a la cultura popular. Al ser un escritor de numerosos best sellers que ha triunfado comercialmente durante décadas, su nombre se ha instalado casi como sinónimo de literatura de terror, y su figura como autor se fue masificando con el pasar de los años. A esto también han contribuido las adaptaciones que se han hecho de sus libros en el cine y la televisión, las que han entregado verdaderos clásicos, como The Shining (1980), que estuvo a cargo de un director tan prestigioso como Stanley Kubrick, o The Shawshank Redmeption (1994), de Frank Darabont, que ha sido considerada por algunos como una de las mejores películas de la historia.

Sigue leyendo

Anuncios

Midnight Special (2016)

midnight_special-posterDentro de la nueva generación de cineastas estadounidenses, aquellos que han desarrollado sus carreras durante los últimos 15 años, Jeff Nichols ocupa uno de los lugares más destacados. Las películas del oriundo de Little Rock, Arkansas, reflejan una especial conexión con la tierra donde creció, transmitiendo la particular atmósfera de las zonas rurales del sur de su país. Y aún más importante que eso, presentan un gran interés por sus personajes y la manera en que se relacionan entre sí, privilegiando la humanidad por sobre las tramas demasiado artificiosas o el estilo pirotécnico al que recurren otros directores. Aunque su obra Take Shelter (2011) difuminaba de vez en cuando la línea que separa la realidad de la fantasía, su filmografía ha tendido a ser aterrizada, manteniéndose dentro de los confines de lo plausible, algo que es alterado en su nuevo trabajo, Midnight Special, que cruza decididamente hacia el terreno de la ciencia ficción.

Sigue leyendo

St. Vincent (2014)

St_Vincent_posterEn el cine, así como en otros medios artísticos de carácter preferentemente narrativo, se van repitiendo ciertos elementos a lo largo de sus historias, creando de esta manera unas fórmulas que sirven como base para obras posteriores. Una de estas fórmulas, bastante repetida en las películas, es la del viejo gruñón que tras conocer a un niño y entablar una amistad con él, revela que en el fondo había algo de bondad en su corazón. La utilización de una trama como esta no es de por si algo negativo, ya que se puede eludir la sensación del chiste repetido ya sea creando una obra que sea capaz de innovar dentro de este modelo o que lo aplique con tal calidad que uno no se preocupe de los elementos ya vistos. Lamentablemente ninguno de estos dos casos se cumple en la cinta St. Vincent.

Sigue leyendo