Hold the Dark (2018)

Hold_the_Dark-posterEn Hold the Dark, así como en los dos largometrajes previos del director Jeremy Saulnier, la historia transcurre en un entorno donde el estado de derecho es una noción lejana, que no tiene eficacia práctica. Los personajes prefieren solucionar sus conflictos con sus propias manos, lo que deriva en explosiones repentinas y brutales de violencia. Mientras en Blue Ruin (2013) y Green Room (2015) la presencia de la policía es limitada o nula, en esta nueva cinta uno de los personajes principales pertenece a dicha institución, pero eso no impide que las situaciones aún así se salgan de control y los uniformados sean incapaces de detenerla. En vez de que su participación en la trama funcione como una manera de desincentivar el caos, viene a reforzar la idea de su propia intrascendencia.

Sigue leyendo

The Walk (2015)

The_Walk-posterLa de The Walk (En la cuerda floja) es una de esas historias que si no estuviesen basadas en hechos reales, podrían ser criticadas de inverosímiles, de poco realistas. Pero lo que se cuenta en esta película dirigida por Robert Zemeckis realmente ocurrió. Aunque sea difícil de creer, en la mañana del 7 de agosto de 1974 un equilibrista francés llamado Philippe Petit cruzó un cable que estaba unido a las cornisas de las Torres Gemelas del World Trade Center en Nueva York, que con sus más de 100 pisos de altura se encontraban entre los edificios más altos del mundo en aquel entonces. Sin contar el ataque terrorista que las destruyó el año 2001, la hazaña de Petit puede ser considerada como el hecho más célebre que involucró a estos edificios, acaparando gran atención de los medios de comunicación.

Sigue leyendo

The Lone Ranger (2013)

ImageEn un Hollywood donde las adaptaciones de obras preexistentes son el pan de cada día, no pareció extraño que Disney hubiese decidido revivir al Llanero Solitario, el héroe enmascarado que tuvo su época de gloria durante los años 30 y 50 del siglo pasado. El proyecto estuvo a cargo del productor Jerry Bruckheimer, quien con el objetivo de igualar el enorme éxito que tuvo con Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl (2003), decidió contar con la ayuda de otras personas que trabajaron en aquella cinta. Así, la dirección quedó en manos de Gore Verbinski, el guion fue escrito por Teddy Elliott y Terry Rossio, y uno de los roles protagónicos fue asignado a Johnny Depp.

Sigue leyendo