Alita: Battle Angel (2019)

Alita_Battle_Angel-posterLos inicios de Robert Rodriguez como director se convirtieron casi en una leyenda. No solo por su primer largometraje El mariachi (1992), que tuvo una muy buena recibida en el festival de Sundance, sino también por la forma en que lo hizo. Con un presupuesto de solo $7.000 dólares, la producción fue una proeza de la eficiencia económica, y el libro que Rodriguez escribió sobre su experiencia, Rebel Without a Crew, se volvió una referencia obligada para aquellos cineastas que trabajan de manera independiente y con pocos recursos materiales. Desde entonces, el director desarrolló una carrera muy variada, que se extiende desde las cintas de acción infantil como Spy Kids (2001), hasta el estilizado cine negro de Sin City (2005). Sin embargo, en todos estos años nunca había hecho un trabajo tan grande como Alita: Battle Angel (Battle Angel: La última guerrera).

Sigue leyendo