Avengers: Endgame (2019)

Avengers_Endgame-posterLo he señalado en otras reseñas sobre estas películas, pero no está de más repetirlo, porque es cierto. Lo que Marvel Studios ha hecho con su universo cinematográfico es una hazaña titánica, no solo en términos de los recursos manejados y las ganancias económicas obtenidas, sino también por la escala de la historia que han contado en el largo plazo a través de diversas cintas. El desarrollo de un estilo que conectara a sus trabajos y les diera una identidad común ha generado el surgimiento de la expresión algo despectiva de “fórmula Marvel”, pero el estudio no solo ha sabido ocuparla de manera efectiva, sino que definió sus principales elementos. Es cosa de ver otros intentos de universos cohesionados en franquicias diferentes para darse cuenta de que no es nada sencillo lograr que funcione.

Sigue leyendo

Dunkirk (2017)

dunkirk-posterA lo largo de su carrera, el director Christopher Nolan se ha dedicado a contar historias que van difuminando los límites entre realidad y ficción. Ya sea a través de las identidades ocultas de sus personajes, elaborados giros en las tramas, espejismos o revelaciones, sus películas muestran cómo las ilusiones pueden ir creando su propia realidad. En su anterior obra, Interstellar (2014), llegó incluso al punto de curvar las reglas de la realidad misma, con un relato que lidiaba con las posibilidades del espacio-tiempo en nuestro universo. Por eso, llama la atención que con su cinta más reciente, Dunkirk (Dunkerque), el cineasta haya decidido basarse en la realidad más que en modificarla, narrando un hecho que ocurrió de verdad, algo novedoso dentro de su filmografía.

Sigue leyendo

Jupiter Ascending (2015)

Jupiter_Ascending_posterLos hermanos Andy y Lana Wachowski saltaron a la fama tras el estreno de The Matrix (1999). La película fue un tremendo éxito comercial y sirvió como influencia para otras cintas de acción durante los años posteriores. Después de dos secuelas que no fueron tan bien recibidas por la crítica, el dúo de cineastas intentó replicar la gloria que habían alcanzado a través de proyectos nuevos como Speed Racer (2008) o Cloud Atlas (2012), pero sus nombres, que alguna vez atrajeron a multitudes de fanáticos al cine, parecían haber perdido la fuerza de antes. Con su nueva película, Jupiter Ascending (El destino de Júpiter), los Wachowski trataron nuevamente de ser elogiados como visionarios, sin embargo nos encontramos ante otra decepción.

Sigue leyendo