The Disaster Artist (2017)

The_Disaster_Artist-posterMientras la mayoría de las películas malas produce rechazo, existe un selecto grupo dentro de ellas que  provocan una fascinación hipnótica. La impresión inicial que surge al verlas, producto de una sorprendente baja calidad, da paso al deseo por saber más sobre la obra, a una especie de obsesión. Eso es precisamente lo que ocurre con The Room (2003), la que alguna vez fue denominada “la Citizen Kane de las películas malas”, y que con el pasar del tiempo se transformó en una película de culto. Aunque su estreno en cines fue desastroso en términos comerciales, la película fue adquiriendo mayor popularidad gracias a un efectivo boca a boca, llamando incluso la atención de los actores James Franco y Seth Rogen, quienes decidieron hacer la cinta The Disaster Artist (The Disaster Artist: Obra maestra), sobre la filmación de ese particular proyecto.

Sigue leyendo

Anuncios

Kong: Skull Island (2017)

Kong_Skull_Island-posterLa película King Kong (1933) se estrenó en una época en la que el mundo permitía creer en la posibilidad de una isla donde animales gigantescos y prehistóricos pudiesen vivir.  Si bien los avances tecnológicos habían ayudado a entregar una idea más o menos acabada de lo que se puede encontrar en nuestro planeta, aún había rincones que no estaban del todo explorados, lo que daba pie a historias que se acercaban más al terreno de los mitos que de la ciencia. Por eso, al momento de hacer una versión nueva de aquel personaje, es necesario tener en cuenta el contexto en el que estará ambientada, con tal de que sea plausible la idea de descubrir un mundo perdido.

Sigue leyendo

Straight Outta Compton (2015)

Straight_Outta_Compton-posterCuando el grupo N.W.A. surgió a mediados de los años 80, el panorama del hip-hop estadounidense sufrió un cambio radical. Sus canciones hicieron algo novedoso al hablar sobre pandillas, violencia y drogas, lo que se convirtió en el principal punto que movilizó tanto a sus detractores como a sus seguidores. Los primeros sostenían que las letras promovían conductas criminales, e incluso intentaron prohibir el ingreso de los raperos a algunas ciudades, mientras que los fanáticos veían sus rimas como el reflejo de una realidad que no era muy conocida por el resto de la sociedad. Como los propios miembros señalan en la canción que da título a esta película, lo que su agrupación hacía era transmitir “la fuerza del conocimiento callejero” (“the strength of street knowledge”).

Sigue leyendo