1917 (2019)

1917-posterEn Dunkirk (2017), su película ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, el director Christopher Nolan jugó con la idea del tiempo a través de tres narraciones que se iban entrelazando y transcurrían con diferentes ritmos. El tiempo también es un factor importante para Sam Mendes, cuya nueva cinta, 1917, ocurre en la Primera Guerra Mundial, pero mientras Nolan recurría a un montaje que intercalaba sus diferentes momentos, haciendo que el salto de uno a otro fuese notorio y forme parte del desarrollo del relato, en esta otra obra el enfoque es distinto. Tratando de construir la ilusión de que estamos ante dos extensos planos secuencia, los múltiples cortes que construyen el relato tratan de pasar desapercibidos para el espectador, como si la acción avanzara de manera ininterrumpida, tarea que fue lograda gracias al trabajo del editor Lee Smith, que participó en ambas películas.

Sigue leyendo