The Irishman (2019)

The_Irishman-poster“Supe que pintas casas” (“I heard you paint houses”). Esa frase aparece durante los primeros minutos de la película The Irishman (El irlandés), de Martin Scorsese, con un enorme texto blanco sobre un fondo negro, el que vuelve a aparecer hacia el término del metraje, justo antes de los créditos finales. Es, también, el título del libro en el cual se basa la cinta, y una de las primeras cosas que el protagonista escucha cuando conoce a una de las personas más importantes de su vida. Se trata de un eufemismo, de una expresión en clave que hace referencia a una actividad violenta, de la cual el personaje principal es un experto, y cuya ilegalidad obliga a quienes la ocupan a recurrir a ese tipo de dobles sentidos y guiños indirectos para no incriminarse.

Sigue leyendo

Jersey Boys (2014)

Jersey_Boys_PosterEntre los temas que conforman la excelente banda sonora de Goodfellas (1990) se encuentra “Rags to Riches”, interpretada por Tony Bennett. La canción, que suena en la primera escena de la película, habla sobre el deseo del narrador de ser exitoso, dejando atrás su pasado humilde para adentrarse en un futuro próspero; que es básicamente la materialización del sueño americano. Este tipo de mensaje es también compartido por Jersey Boys (Jersey Boys: Persiguiendo la música), la última película dirigida por Clint Eastwood, que narra la vida de un grupo de cantantes de origen italoamericano al igual que Bennett: The Four Seasons.

Sigue leyendo

Don Jon (2013)

ImageEl caso de los actores que se han convertido en directores no es algo nuevo. Ya en el cine mudo, comediantes como Buster Keaton o Charlie Chaplin comenzaron sus carreras en proyectos ajenos, pero poco a poco adquirieron un rol más activo en sus proyectos, llegando a convertirse en verdaderos autores de sus películas. De hecho, uno de los directores estadounidenses más importantes de la historia, Orson Welles, comenzó como actor de teatro y posteriormente asumió la tarea de director y guionista de sus cintas. En la actualidad la práctica no ha perdido fuerza, siendo el ejemplo más claro el de Ben Affleck, quien el año pasado fue premiado numerosas veces por su película Argo (2012).

Sigue leyendo