Green Room (2015)

Green_Room-posterEl primer largometraje de Jeremy Saulnier, Murder Party (2007), pasó casi desapercibido para el público y para el círculo de los críticos de cine. Esto provocó que transcurrieran más de seis años para que estrenara una nueva cinta, la que financió con la ayuda de Kickstarter y cuyas restricciones presupuestarias lo llevaron a ocupar su propia casa para filmar algunas escenas. A diferencia de su primer trabajo, Blue Ruin (2013) si captó la atención de los críticos, recibiendo varios elogios y reconocimientos. A pesar del riesgo de fracasar, su apuesta dio frutos y Saulnier -uno de los directores estadounidenses más prometedores en la actualidad- pudo seguir su carrera. Eso permitió que estrene un par de años después la cinta Green Room, con un mayor presupuesto y exposición que los de sus proyectos previos.

Sigue leyendo