Cats (2019)

Cats-posterEsta película dirigida por Tom Hooper no es la primera vez que el musical de Andrew Lloyd Webber trata de ser llevado al cine. Además de una presentación teatral que fue filmada y estrenada en 1998 en el mercado casero, durante esa misma década Steven Spielberg tuvo planes para hacer una película a través de su estudio de animación Amblimation, pero diversos obstáculos -incluido el propio cierre del estudio- impidieron que concretara su proyecto. Ahora, con su compañía Amblin Entertainment, pudo ser parte de una adaptación cinematográfica de la obra, la que en términos técnicos ocupa un lugar intermedio entre su idea de animar a los personajes y el maquillaje y disfraces de la versión original.

Sigue leyendo

Spectre (2015)

Spectre_posterAlgo que ha caracterizado a la versión más reciente de la saga de James Bond, protagonizada por Daniel Craig, es el énfasis que se le da a los efectos que tiene la actividad del personaje en él mismo. Esto no solo se puede ver en el desgaste físico que sufre durante las peleas, lo que le ha otorgado una necesaria cuota de vulnerabilidad, sino también en aspectos más personales. Una de las preguntas que se plantean estas películas es cómo un estilo de vida que involucra estar siempre alerta, sin un lugar fijo donde vivir, expuesto a un peligro constante, puede afectar a alguien, lo que incluso ha llevado al espía en más de una ocasión a considerar la opción de adoptar otro camino. La visión idealizada del protagonista como alguien infalible es reemplazada por una donde se enfrenta constantemente a dudas, no siempre teniendo el control de la situación, lo que al final de cuentas lo hace más humano.

Sigue leyendo

Philomena (2013)

ImageLa frase “basada en hechos reales” le otorga un mayor peso a las películas, ya que convence al espectador de que en el mundo real pueden ocurrir hechos tan cautivantes como los mostrados en la pantalla del cine. Ya sea que se trate de una cruda historia de sobrevivencia, como 12 Years a Slave (2013), o un relato sobre la redención de su protagonista, como Dallas Buyers Club (2013), las películas basadas en hechos reales están acompañadas de una cierta fascinación por saber que lo que estamos viendo realmente ocurrió. Así también pasa con la cinta Philomena, dirigida por el cineasta británico Stephen Frears.

Sigue leyendo