Django Unchained (2012)

ImageLas películas de Quentin Tarantino son siempre un espectáculo. Algo que nunca le falta al director es la determinación y la energía de ir siempre más allá. El problema es que con ese tipo de pensamiento es fácil caer en los excesos. Aunque Tarantino se ha caracterizado por hacer un tipo determinado de películas, con mucha sangre, diálogos y referencias a otros trabajos, incluso él tiene un límite. Django Unchained es una película de Tarantino con esteroides, que sin ser mala cae en algunos errores que la hacen demasiado larga a ratos. Estos problemas de ritmo podrían ser peores si la cinta no contara con el gran trabajo de Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio y Samuel L. Jackson.

Sigue leyendo