Avengers: Infinity War (2018)

Avengers_Infinity_War-posterLa primera gran hazaña de Marvel Studios fue utilizar personajes relativamente conocidos y convertirlos en nombres familiares incluso para aquellos que no leen cómics ni están interesados en superhéroes. A diferencia de su principal competencia, DC Comics, la editorial Marvel no contaba con figuras como Superman o Batman, que han formado parte fundamental de la cultura popular durante décadas. Si bien el Capitán América o Hulk eran conocidos hace 15 años, no lo eran al mismo nivel de esos otros personajes; fue gracias a su paso por el cine que adquirieron un nivel de popularidad similar al del panteón de DC. Y no solo eso, ya que las cintas creadas por el estudio demostraron que no bastaba con tener un material ampliamente conocido para alcanzar el éxito, algo que se nota al ver las dificultades que han tenido DC y Warner Bros. con su propio “universo extendido”.

Sigue leyendo

Anuncios

Black Panther (2018)

Black_Panther-posterUno de los aspectos que caracterizó a la editorial Marvel y la diferenció de su competencia es la manera en que sus personajes podían servir como un puente con lo que ocurría en el mundo real, creando un diálogo interesante entre situaciones ficticias y circunstancias verídicas. Así, por ejemplo, la marginalidad a la que eran sometidos personajes como los X-Men permitía asimilarlos a otros grupos discriminados dentro de la sociedad. Este tipo de simbolismo también se extendió a superhéroes de raza negra, como Luke Cage, cuyas habilidades le permitían ser inmune a las armas de fuego, un aspecto que cobra una gran significación si se piensa que íconos del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos murieron producto de las balas, o la forma en que la brutalidad policial ha cobrado víctimas de esa raza a lo largo de los años.

Sigue leyendo

Thor: Ragnarok (2017)

Thor_Ragnarok-posterCasi dos décadas atrás, cuando el cine de superhéroes comenzaba a masificarse gracias a películas como X-Men (2000), las historias narradas en ellas presentaban algunos de esos elementos estrafalarios que caracterizan a los cómics, pero persistía una especie de inseguridad respecto de qué tan fieles podían ser al material original. Dado que la mayoría del público no iba a estar necesariamente familiarizado con ese tipo de relatos, existían ciertas dudas acerca del nivel de absurdo al que se podía llegar sin infringir la llamada suspensión de la incredulidad. En las cintas de los X-Men, por ejemplo, un elemento tan básico como el vestuario de los personajes fue adaptado de manera más sutil, alejándose de los coloridos trajes que ocupaban originalmente.

Sigue leyendo

Doctor Strange (2016)

doctor_strange-posterMarvel Studios ha cambiado la manera en que se hace el cine comercial en Estados Unidos. No solo ayudó a consolidar a las películas de superhéroes como las dominadoras de la taquilla mundial, sino que ha popularizado la idea de los universos cinematográficos cohesionados, donde diversos personajes ficticios comparten un mismo mundo y son capaces de colaborar entre sí de vez en cuando. El éxito de esta estrategia se materializó con el estreno de The Avengers (2012), la culminación de un proceso largo que implicó la creación de películas individuales para cada uno de sus personajes, preparando la reunión que tendría lugar en aquella cinta. Pero la complejidad y escala de ese proceso no es el único desafío que el estudio ha debido superar, ya que una cosa es alcanzar el éxito y otra resguardarlo.

Sigue leyendo

Captain America: Civil War (2016)

Captain_America_Civil_War-posterAl ser las dos editoriales de cómics más grandes de Estados Unidos, las comparaciones entre Marvel y DC son inevitables, extendiéndose incluso al ámbito del cine. El éxito que ha tenido Marvel en esta área, generada por su estrategia del universo cinematográfico interconectado, hizo que su eterna rival siguiera un camino similar con sus respectivas películas. Por si eso fuera poco, en el mismo año ambas editoriales estrenaron cintas donde sus superhéroes se ven enfrentados entre sí, conflictos que tienen como motor una visión autorreflexiva del género, al examinar el lugar que unos personajes tan poderosos ocupan en el mundo y las consecuencias negativas que sus actos bienintecionados pueden provocar.

Sigue leyendo

Ant-Man (2015)

Ant-Man_posterSi Ant-Man (Ant-Man: El Hombre Hormiga), la nueva película de Marvel Studios, hubiese sido mala, la mayoría de los críticos habrían apuntado sus dedos a un elemento en particular. La salida del cineasta británico Edgar Wright de este proyecto debido a diferencias creativas levantó varias dudas acerca de cómo resultaría todo esto, bajando las expectativas que teníamos quienes estábamos interesados por lo que podría hacer junto a estos personajes. Sin embargo, la cinta terminó siendo sorpresivamente buena, lo que nos obliga a usar una perspectiva más amplia para analizarla, desechando una explicación simplista acerca de su calidad y optando por algo más sustancial.

Sigue leyendo

Avengers: Age of Ultron (2015)

Avengers_Age_of_Ultron_posterEl estreno de Iron Man (2008) cambió de manera radical el panorama del cine de superhéroes. Antes, estas cintas eran pensadas de una a la vez, sin demasiada perspectiva acerca de lo que ocurriría con los personajes en el futuro. Marvel Studios cambió esto y decidió poner en marcha un ambicioso plan que consistía en crear películas individuales para cada uno de sus superhéroes con el fin de reunirlos en una cinta titulada The Avengers (2012), en un evento cuya envergadura no habíamos visto con anterioridad. El resultado fue un universo cohesionado similar al de los propios cómics. A pesar de lo arriesgada que era, la estrategia funcionó y ha sido incluso imitada por otras franquicias.

Sigue leyendo