Aquaman (2018)

Aquaman-posterCon el estreno de Wonder Woman (2017), el proyecto cinematográfico del estudio Warner Bros y la editorial DC Comics pareció corregir el rumbo, luego de las irregulares respuestas que recibieron sus anteriores películas. El enfoque se alejaba del tono más oscuro utilizado en títulos como Batman v Superman: Dawn of Justice (2016), prefiriendo una perspectiva quizás menos arriesgada, pero mejor conseguida. De esta manera, la llegada de Aquaman -basada en el famoso superhéroe capaz de respirar bajo el agua y comunicarse con los peces- se transforma en una oportunidad para ver si el cambio que experimentó el Universo Extendido de DC fue algo solo momentáneo o si estamos ante una nueva forma de pensar sus obras.

Sigue leyendo

Upgrade (2018)

Upgrade-posterEl protagonista de la película Upgrade, Grey Trace (Logan Marshall-Green), es presentado como un hombre anacrónico, que parece no pertenecer a la época en la que vive. Si bien la cinta está ambientada algunos años en el futuro, en una sociedad donde existen automóviles autónomos, las casas pueden ser controladas a través de sistemas operativos y hay complementos tecnológicos que son instalados en los cuerpos de las personas, el personaje principal de esta obra prefiere un entorno más análogo y tangible. En la primera escena lo vemos escuchando música en un tocadiscos, mientras trabaja en un vehículo de modelo clásico, una actividad que no es un simple pasatiempo, sino que su principal ocupación. Su esposa Asha (Melanie Vallejo), en cambio, posee un alto cargo dentro de una pujante compañía tecnológica.

Sigue leyendo

Insidious: Chapter 2 (2013)

insidious-chapter-2-posterAl escribir sobre The Conjuring (2013) sostuve que James Wan era un cineasta bastante competente dentro del género del terror, pero que aún no demostraba todo su potencial. Wan conoce los elementos que conforman este género y la forma en que funcionan, pero sus trabajos cojean en ciertas áreas, reflejando un desequilibrio que a veces desconcentra de lo que ocurre en la pantalla. En The Conjuring, por ejemplo, se puede notar una maduración en su técnica como director de películas de terror, pero el guion está lleno de lugares comunes que ya han sido explorados por otras cintas. Es cierto que Wan no escribió el guion, pero al aceptar el proyecto está aceptando implícitamente ese aspecto. Pese a este defecto, tengo que reconocer que The Conjuring es una de las mejores películas de terror del año.

Sigue leyendo