Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot (2018)

Dont_Worry_He_Wont_Get_Far_on_Foot-posterDespués de trabajar juntos en Good Will Hunting (1997), Robin Williams le sugirió al director Gus Van Sant hacer una película sobre el caricaturista John Callahan, basada en la autobiografía que este publicó en 1989. La idea llamó la atención del cineasta, ya que la vida del dibujante presentaba los elementos necesarios para llevarla a la pantalla, pero el proyecto resultó más largo de lo que esperaban. Si bien el plan era que Williams interpretara el rol de Callahan, los factores necesarios para comenzar a filmar la película no coincidieron, y pasaron casi dos décadas sin que se concretara. Van Sant alcanzó a escribir dos borradores del guion, pero ninguno lo convenció del todo, y la muerte del actor en 2014 impidió materializar el plan original que tenían.

Sigue leyendo

Green Room (2015)

Green_Room-posterEl primer largometraje de Jeremy Saulnier, Murder Party (2007), pasó casi desapercibido para el público y para el círculo de los críticos de cine. Esto provocó que transcurrieran más de seis años para que estrenara una nueva cinta, la que financió con la ayuda de Kickstarter y cuyas restricciones presupuestarias lo llevaron a ocupar su propia casa para filmar algunas escenas. A diferencia de su primer trabajo, Blue Ruin (2013) si captó la atención de los críticos, recibiendo varios elogios y reconocimientos. A pesar del riesgo de fracasar, su apuesta dio frutos y Saulnier -uno de los directores estadounidenses más prometedores en la actualidad- pudo seguir su carrera. Eso permitió que estrene un par de años después la cinta Green Room, con un mayor presupuesto y exposición que los de sus proyectos previos.

Sigue leyendo

Happy Christmas (2014)

Happy_Christmas_posterNo muchos directores pueden darse el lujo de decir que contribuyeron a la creación de un género cinematográfico. Joe Swanberg pertenece a este selecto grupo, al haber ayudado a dar forma al denominado mumblecore. Se trata de un subgénero del cine independiente de Estados Unidos, cuyas películas se caracterizan por tener un bajo presupuesto y un estilo naturalista, creíble, ubicando a sus personajes en situaciones cotidianas.

Sigue leyendo