Wonder Woman 1984 (2020)

Wonder_Woman_1984-posterDebido a su naturaleza de semidiosa, las apariciones de la Mujer Maravilla dentro del DCEU están separadas por varias décadas de diferencia. Mientras su participación en las películas Batman v Superman: Dawn of Justice (2016) y Justice League (2017) la mostraban en la época actual, la cinta que narró su origen, Wonder Woman (2017), nos transportó a la Primera Guerra Mundial. Por eso, cuando llegó el momento de escribir la secuela de esa exitosa obra, la directora Patty Jenkins tenía a su disposición casi la totalidad del siglo XX y las primeras décadas de nuestro siglo, escogiendo en definitiva -tal como nos indica su título- los años 80. La elección está vinculada con algunos de los temas que explora la historia, que transcurre en un mundo donde predominan los excesos, la codicia y el materialismo, al igual que la tensa rivalidad entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Sigue leyendo

Wonder Woman (2017)

Wonder_Woman-posterQuerer reseñar una película en el vacío, desprovista del contexto en el que se encuentra inserta, resulta absurdo. El momento sociocultural y económico en el que es estrenada, las franquicias y géneros a los que pertenece, la obra o personajes en la que está basada, todos esos son factores relevantes que es necesario tener en cuenta cuando se escribe sobre alguna cinta o cualquier tipo de obra artística, ya que nos permiten entender mejor el panorama general del que forma parte. En el caso de Wonder Woman (Mujer Maravilla) existe una multiplicidad de elementos que ayudan a entenderla, por lo que no basta con examinarla solo como una película aislada.

Sigue leyendo

Fantastic Four (2015)

Fantastic_Four_2015_posterA pesar de haber sido el grupo de superhéroes que inició el éxito de la editorial Marvel, convirtiéndose en una de las principales figuras de la llamada “edad de plata de los cómics”, los Cuatro Fantásticos no han podido tener un salto satisfactorio al cine. Las películas protagonizadas por estos personajes parecen obedecer más a los esfuerzos de las compañías productoras por aferrarse a los derechos de autor sobre el material que al deseo de contar una buena historia. Debido a esto, en el espacio de tres décadas hemos sido testigos de tres versiones cinematográficas de los personajes, primero en 1994, con una cinta producida por Roger Corman que ni siquiera fue estrenada en cines, luego en 2005 con una película dirigida por Tim Story, la que llegó a generar una segunda parte dos años después, y ahora con una película a cargo del director Josh Trank.

Sigue leyendo