Trainwreck (2015)

Trainwreck_posterLas películas en las que ha participado Judd Apatow se caracterizan por una clara predominancia masculina. Incluso en una cinta como Knocked Up (2007), que trata sobre un embarazo, es el personaje de Seth Rogen quien tiene el protagonismo durante la historia. Esta tendencia ha ido cambiando durante los últimos años, luego de que produjera la película Bridesmaids (2011) y la serie de televisión Girls, donde la presencia femenina es notoriamente mayor a la de sus anteriores proyectos. Apatow continúa esta senda con su nueva cinta, Trainwreck (Esta chica es un desastre), la cual fue escrita y protagonizada por Amy Schumer, probablemente una de las figuras más importantes del stand up comedy estadounidense actual.

Sigue leyendo

Misery Loves Comedy (2015)

Misery_Loves_Comedy_posterA través de un título tan llamativo como Misery Loves Comedy, este documental busca explorar el supuesto vínculo que existe entre la comedia y la desdicha. El objetivo de la cinta hace recordar inmediatamente lo que ocurrió con Robin Williams, quien falleció en agosto del año pasado y cuyo nombre aparece al final de la película a modo de dedicatoria. Pero no ha sido el único comediante que ha debido enfrentar problemas como la depresión o la adicción a las drogas, existiendo casos como los de Freddie Prinze, John Belushi, Chris Farley y Richard Jeni, cuyas trágicas muertes demostraron que a pesar de todas las risas que generaban había algo que los aquejaba.

Sigue leyendo

The Fault in Our Stars (2014)

Fault_in_our_starsEsta película ha sido tildada por algunas personas como manipuladora. ¿Pero qué significa realmente esa acusación? Si se le está reprochando usar una historia y unos personajes para obtener una respuesta determinada de los espectadores, entonces deberíamos culpar a todas las películas por buscar lo mismo. El cine tiene por objeto crear la ilusión de realidad, haciendo que la audiencia se interese por los personajes que están en la pantalla, sufriendo o disfrutando junto a ellos. Alfred Hitchcock fue apodado el “maestro del suspenso” precisamente por su capacidad para manipular, ya que conocía los mecanismos precisos que generaban una respuesta del público.

Sigue leyendo