Inherent Vice (2014)

inherent-vice-posterEl de Thomas Pynchon es un caso muy particular. A diferencia de escritores que han cultivado una personalidad llamativa, que vende tanto como sus propios libros, Pynchon decidió ubicarse en el lado totalmente opuesto de ese espectro, optando por una vida alejada de las cámaras y las entrevistas, convirtiéndose en un verdadero misterio. Se conocen algunos datos sobre su biografía, pero no más que eso, lo que ha atraído algunas teorías bastante extravagantes acerca de su identidad. Debido a su carácter reservado, son sus novelas las que hacen el trabajo de hablar por él, y la forma en que lo hacen resulta tan enigmática como podría esperarse.

Sigue leyendo

The Grand Budapest Hotel (2014)

ImageLos fanáticos de Wes Anderson adoran su estilo inconfundible: la gran atención en los detalles, la paleta de colores con una predominancia de tonos amarillos, los objetos y la estética vintage que pueblan sus escenas, los movimientos de cámara (travellings laterales, tomas panorámicas), el diálogo ágil y situaciones rápidas, el uso de maquetas y stop motion, la aparición de actores recurrentes (Bill Murray, Jason Schwartzman, Owen Wilson), la composición de sus planos (con una afición por la simetría). En resumen, el mundo que ha ido creando a lo largo de los años. Es tal la correlación entre estos elementos y Anderson, que sus detractores se basan en las mismas razones para atacar sus trabajos. Según ellos, el cineasta texano se preocupa tanto en cómo se ven sus películas que descuida el resto de los componentes.

Sigue leyendo