The Man Who Killed Don Quixote (2018)

The_Man_Who_Killed_Don_Quixote-posterHay películas cuyas problemáticas producciones se volvieron tan célebres como las propias obras que engendraron. En algunos casos, como Apocalypse Now (1979), las complicaciones del rodaje aparecen como los sacrificios necesarios para dar forma a una obra maestra, mientras que en otros como Fantastic Four (2015), sirven para explicar un resultado desastroso. Entre las historias de proyectos dificultosos, pocas abarcan tantos años e intentos como los que Terry Gilliam invirtió en The Man Who Killed Don Quixote (El hombre que mató a Don Quijote), una película que demoró cerca de tres décadas en concretarse, desde su génesis hasta su estreno. Las numerosas complicaciones que tuvo la producción no son el único desafío que debe enfrentar, ya que su largo periodo de gestación ha levantado grandes expectativas ahora que por fin podrá ser vista por las audiencias.

Sigue leyendo

Los perros (2017)

Los_perros-posterUno de los puntos llamativos de los documentales que Marcela Said dirigió durante la primera etapa de su carrera –con títulos como I Love Pinochet (2001) u Opus Dei: Una cruzada silenciosa (2006)- es la manera en que muestran de forma transparente a las personas que aparecen en ellos. El mensaje que buscan transmitir se desprende de las palabras de sus propios entrevistados, quienes representan aquello que está siendo criticado, que en resumidas cuentas es el pensamiento de la extrema derecha y los privilegios de la clase acomodada de Chile. No son, por lo tanto, personas que están en contra de ese mundo, sino que individuos pertenecientes a él, cuyas declaraciones son de tal naturaleza que demuestran la manera en que están aislados de la realidad, lo que permite que veamos lo absurdo de la situación que aparece en la pantalla.

Sigue leyendo

Cosmopolis (2012)

ImageLa premisa parece no llamar la atención por si sola: Robert Pattinson interpreta a un hombre de negocios que recorre la ciudad de Manhattan a bordo de una limusina blanca, interactuando con una serie de personajes a lo largo del día. No llama mucho la atención porque el actor en cuestión es conocido principalmente por haber participado en las infames adaptaciones cinematográficas de la saga Twilight, donde no se caracteriza exactamente por dar unas interpretaciones memorables. Pero esta desconfianza se disipa al aclarar que el director y guionista de la película es David Cronenberg, perteneciente a una camada de directores norteamericanos contemporáneos que vale la pena seguir, ya que son garantía casi segura de buenas películas.

Sigue leyendo