Toy Story 4 (2019)

Toy_Story_4-posterUna de las ideas que el estudio de animación Pixar ha cultivado a lo largo de los años es que la historia narrada es lo más importante en cada uno de sus proyectos, y si esta no funciona en la etapa de preproducción entonces no vale la pena continuar con una obra solo por la obligación de terminar algo ya iniciado. Esa, al menos, es la noción que la compañía se ha encargado de instalar como parte de su propia mística, perfilándose como un lugar donde el arte está antes de lo comercial. Pero con películas que requieren tanto tiempo y recursos, recibiendo a cambio enormes ingresos en la taquilla, la importancia del dinero no puede ser ignorada, y por lo mismo surgieron varias dudas cuando se anunció el estreno de una cuarta película de la saga de Toy Story, sobre todo después de una tercera entrega que había creado un gran desenlace para esos personajes.

Sigue leyendo

Hot Girls Wanted (2015)

Hot_Girls_Wanted_posterEl documental Hot Girls Wanted parte explicando una de las tendencias de la pornografía actual. Este tipo de material ya no depende tanto de nombres conocidos para llamar la atención de los consumidores, sino que ha cambiado su estrategia centrándose en caras nuevas, en jóvenes provenientes de diversos rincones de Estados Unidos que tienen una apariencia que no escapa demasiado de lo que se considera común y corriente. La cinta registra la vida de un grupo de mujeres que viven en Miami y que han decidido dedicarse a esta actividad como una manera de escapar de la monotonía de sus ciudades natales. Las imágenes nos muestran su día a día, entregando una mirada que no es muy conocida acerca de ese trabajo.

Sigue leyendo

Inside Out (2015)

Inside_Out_posterDesde el estreno de sus primeros largometrajes, Pixar se transformó en la punta de lanza de la animación estadounidense contemporánea. Sus trabajos no tenían miedo de experimentar, tanto los aspectos técnicos como en sus temáticas, elevando una categoría de películas que ha sido tradicionalmente ninguneada como material exclusivo para un público infantil. La gran calidad de sus cintas hizo que la audiencia se acostumbrara a productos de primer nivel, por lo que cuando el estudio estrenó obras de menor calidad, como Cars 2 (2011) o Monsters University (2013), se temió lo peor, surgiendo incluso murmullos de una crisis artística. Sin embargo, la llegada de Inside Out (Intensa mente) busca terminar con estos comentarios fatalistas y logra probar que Pixar aún no ha perdido su puesto en la cima de la industria.

Sigue leyendo