Baby Driver (2017)

Baby_Driver-posterEl cine es, por definición, movimiento. Está ahí, en su propio nombre. Asociada a esa idea está la noción de ritmo, que combina elementos como la velocidad, frecuencia y orden de los acontecimientos. Todo esto es entendido muy bien por Baby Driver (Baby: El aprendiz del crimen), la nueva película del director británico Edgar Wright, cuya historia está íntimamente ligada a la idea de movimiento, ya que su protagonista es reconocido por su habilidad como conductor, ayudando a ladrones a escapar de la policía luego de cometer sus robos. El dinamismo de las situaciones narradas es replicado también por el estilo ocupado, lo que le otorga una fluidez y chispa importantes al relato.

Sigue leyendo

Anuncios

Under the Shadow (2016)

under_the_shadow-posterEl cine de terror es un género que ha sido generalmente menospreciado. De forma similar a la ciencia ficción, este tipo de películas son tratadas como obras menores, de segunda categoría, que no están a la misma altura que las cintas más “serias”. Sin embargo, si algo nos han demostrado los últimos años, es que este tipo de géneros son capaces de entregar títulos de gran calidad, que rompen con las barreras impuestas por sus críticos, con películas como Arrival (2016) o The Witch (2015). Aprovechando los elementos de sus respectivos géneros para crear metáforas, son capaces de narrar historias fascinantes, que cuentan más  de lo que se ve a simple vista.

Sigue leyendo

Sing Street (2016)

Sing_Street-posterLa música ha sido parte fundamental de los tres primeros largometrajes de John Carney. El director, que fue bajista de la banda irlandesa The Frames, debutó con un inesperado éxito gracias a su película Once (2007), la que ganó un premio Óscar en la categoría de mejor canción original, fue nominada a un Grammy gracias a su banda sonora e incluso fue adaptada a un musical de Broadway. Con su siguiente cinta, Begin Again (2013), Carney tuvo la posibilidad de trabajar con actores más conocidos, como Keira Knightley y Mark Ruffalo, aunque manteniendo a la música como el eje central de su historia. Ahora, de vuelta en Irlanda, el director decidió finalizar este tríptico cinematográfico con Sing Street, la que además posee algunos elementos autobiográficos.

Sigue leyendo

Macbeth (2015)

Macbeth_2015-posterPara algunas personas puede resultar intimidante hacer una adaptación cinematográfica de Macbeth de William Shakespeare, una obra que se ha convertido en parte fundamental de la cultura occidental. La tarea incluso ha sido emprendida en el pasado por cineastas de la talla de Orson Welles, Akira Kurosawa y Roman Polanski, así que las comparaciones con esas versiones serán algo inevitable. Pero estos desafíos no preocuparon al director australiano Justin Kurzel, quien con solo un largometraje a su haber tuvo la audacia de intentar su propia aproximación a la obra. Además de trabajar con un material tan respetado, esta película le otorgó la posibilidad de ocupar una escala mayor a la que estaba acostumbrado, siendo su esfuerzo reconocido en la pasada edición del festival de Cannes donde la cinta compitió por la Palma de Oro.

Sigue leyendo

Amy (2015)

Amy-posterMás allá de la curiosa coincidencia que existe en torno a la edad a la que fallecieron, los músicos que son habitualmente considerados parte del “club de los 27” llaman la atención por la manera abrupta en que terminaron sus carreras. Al morir tan jóvenes, muchos de esos artistas se fueron del mundo en el punto alto de su proceso creativo, dejando planteada la pregunta de qué habría ocurrido con su trayectoria si hubiesen seguido creando música. Esa es la tragedia que también afectó a Amy Winehouse, una cantante británica cuyo indudable talento era tan grande como sus problemas personales, siendo su historia narrada en el documental Amy de  Asif Kapadia. Si bien llegó a publicar solo dos álbumes, su legado artístico es reconocido de manera transversal.

Sigue leyendo

The Danish Girl (2015)

The_Danish_Girl-posterCada año que pasa, aparecen nuevas películas que parecen diseñadas específicamente para ser reconocidas durante la temporada de premiaciones. Estas obras cumplen con algunos requisitos –no necesariamente taxativos- que permite identificarlas, como por ejemplo estar ambientadas en el pasado, estar basadas en hechos reales, ocurrir en Europa, narrar una historia donde el protagonista supera un obstáculo importante, y su actor principal se somete a algún tipo de cambio o transformación física. Uno de los ejemplos más recientes es The Danish Girl (La chica danesa), en la que colaboraron dos personas que han debido su éxito a este particular tipo de películas: el actor Eddie Redmayne, que ganó un premio Óscar gracias a su interpretación en The Theory of Everything (2014), y el director Tom Hooper, que hizo lo propio con su trabajo en la cinta The King’s Speech (2010).

Sigue leyendo

Brooklyn (2015)

Brooklyn-posterPese a la postura conservadora que profesan algunos candidatos a la presidencia de Estados Unidos sobre el tema, la inmigración ha sido fundamental para ese país, sirviendo como base para lo que es hoy. Uno de sus grandes atractivos como nación es la diversidad cultural que existe en sus ciudades, con comunidades que han mantenido valiosos rasgos de identidad a través de un respeto por sus raíces. Varias películas han explorado la idea a lo largo del tiempo, ya sea desde una perspectiva ligada al crimen, como The Godfather Part II (1974) o Gangs of New York (2002), hasta visiones más optimistas, como Brooklyn (Brooklyn: Un amor sin fronteras), del director John Crowley. Basada en la novela de Colm Tóibín, la que fue adaptada por el escritor Nick Hornby, la cinta se encuentra entre las ocho nominadas en la categoría de mejor películas en los premios Óscar de este año.

Sigue leyendo