Yesterday (2019)

Yesterday-posterExisten películas como Groundhog Day (1993), de Harold Ramis, que alborotan el entorno aparentemente normal en el que transcurren con la introducción de un elemento fantástico, en torno al cual se desarrolla el relato. A ese tipo de obras no les interesa explicar el origen de ese cambio, ni profundizar las implicancias lógicas del mismo, sino que mostrar cómo sus protagonistas deben lidiar con esa particular situación; es ahí donde se encuentra el gran atractivo de esas cintas. El guionista británico Richard Curtis, responsable de algunas de las comedias románticas más ilustres de las últimas tres décadas en aquel país, ya se había adentrado en este tipo de historias con About Time (2013), acerca de los viajes en el tiempo, y ahora lo vuelve a hacer con Yesterday, que tuerce la realidad de una manera bastante curiosa.

Sigue leyendo

About Time (2013)

ImageTim (Domhnall Gleeson) es un joven inseguro que no parece muy interesante. Sus características más destacables son que es flaco, pelirrojo, estudia Derecho y vive junto a su familia en una casa cerca de la playa. Sin embargo, su vida, que hasta entonces había sido tan común y corriente, cambia drásticamente cuando su padre (Bill Nighy) le revela el secreto de la familia: todos los varones que han pertenecido a ella han tenido la capacidad de viajar en el tiempo. Para esto deben estar en un lugar oscuro, cerrar sus ojos y puños, y pensar en el momento al que quieren viajar. La principal limitante es que solo pueden ir a algún momento dentro de sus propias vidas, pero de todas maneras es una noticia que el protagonista recibe como un enorme regalo.

Sigue leyendo