How to Train Your Dragon: The Hidden World (2019)

How_to_Train_Your_Dragon_3-posterEl estreno de How to Train Your Dragon 2 (2014) logró desmarcarse de la simple idea de ganar dinero con la secuela de una película animada. Si bien obtener utilidades económicas es algo necesario en una industria como el cine, sobre todo para proyectos que tienen presupuestos tan elevados, la cinta lograba justificar su existencia a través de una historia que expandía el mundo y los personajes presentados en su predecesora. La obra incluso transmitía la noción de que estábamos ante una historia más grande, de la cual esa película solo constituía el segundo acto. Eso ocurrió dado que la producción de aquella cinta tenía la mirada ya puesta en una tercera entrega, existiendo así una visión general respecto del relato que contaban.

Sigue leyendo

The Conjuring 2 (2016)

Conjuring_2-posterEl éxito comercial y de crítica que obtuvo la película The Conjuring (2013) de James Wan permitió construir una franquicia cinematográfica en torno a sus personajes y casos. Así, el año pasado vimos el estreno del spin-off Annabelle (2015), basado en el caso que apareció brevemente al comienzo de la primera cinta, mientras que este año es el turno de The Conjuring 2 (El conjuro 2), secuela donde vuelven a participar Ed y Lorraine Warren, la pareja de demonólogos estadounidenses que dedicó parte de sus vidas a estudiar sucesos paranormales. Ha sido tal la popularidad de estas películas que a solo semanas de su estreno en cines, ya se confirmó un nuevo spin-off, esta vez basado en la siniestra monja que aparece en esta segunda parte.

Sigue leyendo

Batman v Superman: Dawn of Justice (2016)

Batman_v_Superman-posterEs curioso que de las dos editoriales de cómics más grandes, haya sido Marvel la que pasara a controlar el cine de superhéroes. Curioso porque DC tiene una ventaja comparativa muy importante: la familiaridad de sus personajes. Si bien nombres como Iron Man o Thor podrían haber sido conocidos por algunas personas antes del estreno de sus respectivas películas, personajes como Superman o Batman son sinónimo de la palabra superhéroe, formando parte indisoluble de ella. Que el público conozca el material en el que se basa una cinta permite una cierta garantía económica, ya que serán atraídos a algo que son capaces de identificar, pero a pesar de ello fue la apuesta de Marvel la que ha ido modelando el panorama actual del género, quedando los esfuerzos de su competencia en un segundo plano.

Sigue leyendo