Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot (2018)

Dont_Worry_He_Wont_Get_Far_on_Foot-posterDespués de trabajar juntos en Good Will Hunting (1997), Robin Williams le sugirió al director Gus Van Sant hacer una película sobre el caricaturista John Callahan, basada en la autobiografía que este publicó en 1989. La idea llamó la atención del cineasta, ya que la vida del dibujante presentaba los elementos necesarios para llevarla a la pantalla, pero el proyecto resultó más largo de lo que esperaban. Si bien el plan era que Williams interpretara el rol de Callahan, los factores necesarios para comenzar a filmar la película no coincidieron, y pasaron casi dos décadas sin que se concretara. Van Sant alcanzó a escribir dos borradores del guion, pero ninguno lo convenció del todo, y la muerte del actor en 2014 impidió materializar el plan original que tenían.

Sigue leyendo

A Ghost Story (2017)

A_Ghost_Story-posterHay películas que llaman la atención incluso antes de verlas, gracias a sus premisas estrafalarias y al compromiso que demuestran por ellas. Este tipo de cintas tiene un elemento que sale de lo común de manera evidente, el que aprovechan no solo para destacar sobre el resto sino también para potenciar algunos de los temas e ideas que exploran. Es lo que ocurría, por ejemplo, con un título como Frank (2014), donde el personaje del actor Michael Fassbender  oculta su rostro con una enorme cabeza falsa que nunca se saca. Lo excéntrico de la situación permite algunos momentos cómicos, pero también logra unas sorprendentes cuotas de profundidad.

Sigue leyendo

Kubo and the Two Strings (2016)

kubo_and_the_two_strings-posterSi bien no está basada en un mito en particular, la película Kubo and the Two Strings (Kubo y la búsqueda del samurai) posee una atmósfera que la asemeja a ese tipo de historias. Ambientada en el Japón feudal, la cinta presenta seres sobrenaturales, monstruos, espíritus y magia, los que se encuentran integrados al resto de los elementos presentes en el relato. A diferencia de obras como The Wizard of Oz (1939), donde se produce una distinción entre lo que es real y ficticio, en esta película los aspectos fantásticos forman parte del mundo que habitan sus personajes, llegando incluso a ocupar algunos espacios cotidianos de sus vidas, lo que hace recordar al trabajo de Studio Ghibli.

Sigue leyendo

Carol (2015)

Carol-posterEn el cine y la televisión, las relaciones lésbicas han sido representadas generalmente desde una perspectiva fetichista. Cuando dos mujeres aparecen en pantalla en una actitud afectuosa, la situación es abordada de tal manera que uno de sus principales objetivos es estimular al hombre heterosexual que está viendo la escena, privando a esos personajes femeninos de autonomía y de la capacidad de demostrar cariño de una manera que no sea sexual. Esto no ocurre con la película Carol, basada en la novela de Patricia Highsmith, una escritora que también demostró una preferencia afectiva hacia las mujeres, aunque rehuía las preguntas acerca del tema. La obra se da el tiempo de mostrar la relación de sus dos protagonistas a través de unos interesantes matices, tocando temas como el amor prohibido y el autodescubrimiento.

Sigue leyendo

Her (2013)

her-posterEn la paleta de colores de Her (Ella) existe una predominancia de tonos pasteles, es decir, colores que se caracterizan por ser suaves. Esto, sumado al diseño de la ropa que usan algunos personajes y al diseño interior de los edificios en los que habitan, le otorga un cierto aire sesentero o setentero a la cinta, la que además parece estar sumida dentro de un sueño. Pero en términos estrictamente cronológicos, la película está ambientada en un futuro cercano, en uno que podría tener lugar dentro de uno quince o veinte años más.

Sigue leyendo

Side Effects (2013)

ImagePor lo general las películas de Steven Soderbergh no llegan a la cartelera de forma ruidosa o espectacular. Salvo Ocean’s Eleven o Magic Mike, las cintas de este prolífico director optan por la sobriedad, pasando casi desapercibidas entre los grandes éxitos de taquilla. Esta tendencia vuelve a repetirse con Side Effects (Efectos colaterales), su nueva –y parece que última– película. Con un gran elenco compuesto por Rooney Mara, Jude Law, Catherine Zeta-Jones y Channing Tatum, Soderbergh logra crear un efectivo thriller psicológico.

Sigue leyendo