Avengers: Endgame (2019)

Avengers_Endgame-posterLo he señalado en otras reseñas sobre estas películas, pero no está de más repetirlo, porque es cierto. Lo que Marvel Studios ha hecho con su universo cinematográfico es una hazaña titánica, no solo en términos de los recursos manejados y las ganancias económicas obtenidas, sino también por la escala de la historia que han contado en el largo plazo a través de diversas cintas. El desarrollo de un estilo que conectara a sus trabajos y les diera una identidad común ha generado el surgimiento de la expresión algo despectiva de “fórmula Marvel”, pero el estudio no solo ha sabido ocuparla de manera efectiva, sino que definió sus principales elementos. Es cosa de ver otros intentos de universos cohesionados en franquicias diferentes para darse cuenta de que no es nada sencillo lograr que funcione.

Sigue leyendo

Anuncios

Captain Marvel (2019)

Captain_Marvel-posterAunque lleva más de una década dominando el cine comercial estadounidense, Marvel Studios se ha demorado en incorporar perspectivas más diversas a sus películas. Una muestra de eso es que recién el año pasado estrenó Black Panther (2018), la primera de sus películas que fue protagonizada y dirigida por personas de raza negra. Otro aspecto que ha estado pendiente es la inclusión de protagonistas mujeres dentro de su universo cinematográfico, un área donde sus rivales directos, DC y Warner Bros., ya habían incursionado con Wonder Woman (2017), pese a que lleva menos tiempo construyendo su franquicia de superhéroes. Si bien en Ant-Man and the Wasp (2018) una de sus protagonistas es la actriz Evangeline Lilly, es solo con el estreno de Captain Marvel (Capitana Marvel) que el estudio ha creado una cinta protagonizada de forma exclusiva por una superheroína, y es además la primera dirigida por una mujer.

Sigue leyendo

Glass (2019)

glass-posterLos giros en la trama, es decir, las sorpresas que buscan descolocar a los espectadores al final de las películas, se convirtieron en un rasgo característico en la carrera del director M. Night Shyamalan, tanto así que pasaron a ser un verdadero cliché al momentos de hablar de sus trabajos. En su anterior cinta, Split (2016), nuevamente recurrió a esta herramienta, pero lo hizo de una manera novedosa, conectando aquella obra con otra de sus películas, Unbreakable (2000), haciendo que ambas transcurrieran en el mismo universo. Era la primera vez que el director hacía una secuela de alguna de sus obras, y lo hizo de tal forma que no nos avisó hasta antes de los créditos finales.

Sigue leyendo

Avengers: Infinity War (2018)

Avengers_Infinity_War-posterLa primera gran hazaña de Marvel Studios fue utilizar personajes relativamente conocidos y convertirlos en nombres familiares incluso para aquellos que no leen cómics ni están interesados en superhéroes. A diferencia de su principal competencia, DC Comics, la editorial Marvel no contaba con figuras como Superman o Batman, que han formado parte fundamental de la cultura popular durante décadas. Si bien el Capitán América o Hulk eran conocidos hace 15 años, no lo eran al mismo nivel de esos otros personajes; fue gracias a su paso por el cine que adquirieron un nivel de popularidad similar al del panteón de DC. Y no solo eso, ya que las cintas creadas por el estudio demostraron que no bastaba con tener un material ampliamente conocido para alcanzar el éxito, algo que se nota al ver las dificultades que han tenido DC y Warner Bros. con su propio “universo extendido”.

Sigue leyendo

I Am Not Your Negro (2016)

I_Am_Not_Your_Negro-posterEn el cine, como en toda forma de arte, uno de los aspectos fundamentales es la perspectiva desde la cual se crean las obras. El proceso creativo se encuentra íntimamente ligado al artista como persona, siendo sus experiencias y forma de ver el mundo los factores que irán modelando su trabajo. La impronta personal que se transmite a través de la obra es lo que ha llevado a definir la noción de autor dentro del cine, una actividad que si bien posee una dimensión colectiva es capaz de transmitir una voz distintiva dentro de los colaboradores, siendo generalmente el director quien pasa a ocupar ese puesto.

Sigue leyendo

Kong: Skull Island (2017)

Kong_Skull_Island-posterLa película King Kong (1933) se estrenó en una época en la que el mundo permitía creer en la posibilidad de una isla donde animales gigantescos y prehistóricos pudiesen vivir.  Si bien los avances tecnológicos habían ayudado a entregar una idea más o menos acabada de lo que se puede encontrar en nuestro planeta, aún había rincones que no estaban del todo explorados, lo que daba pie a historias que se acercaban más al terreno de los mitos que de la ciencia. Por eso, al momento de hacer una versión nueva de aquel personaje, es necesario tener en cuenta el contexto en el que estará ambientada, con tal de que sea plausible la idea de descubrir un mundo perdido.

Sigue leyendo

The Hateful Eight (2015)

The_Hateful_Eight-posterQuentin Tarantino ejemplifica muy bien en qué consiste la teoría de autor en el cine. Según ésta, si bien las películas son creadas con el esfuerzo colectivo de varios artistas, es el director quien posee la principal voz dentro del proceso, tomando aquellas decisiones que definirán el resultado final. De esa manera, el trabajo de quienes participan en el proyecto se va a terminar adecuando a lo que esa persona requiera, y la obra en sí adoptará una visión determinada, que la diferenciará de los trabajos de otros directores. A lo largo de su carrera, Tarantino ha ido cultivando un estilo bastante reconocible, tanto así que quienes van a ver sus películas lo hacen no guiados por el tipo de historia que cuenta en cada una de ellas ni en los actores que aparecen en pantalla, sino porque por su nombre está ligado a la obra. En la actualidad son pocos los cineastas que logran ese efecto a un nivel tan masivo, siendo otros casos por ejemplo Woody Allen y Wes Anderson.

Sigue leyendo