Minions (2015)

Minions_posterEl estreno de Despicable Me 2 (2013) confirmó algo que ya se notaba tras el éxito de la primera película. Los minions, esas criaturas amarillas que ayudaban fielmente al protagonista en todos sus planes, y que fueron creadas básicamente como un recurso cómico que apuntaba a los espectadores más jóvenes, se habían convertido en los personajes favoritos del público, tanto así que en la segunda parte llegaban a eclipsar a Gru y compañía. Al igual que los pingüinos que aparecen en la saga de Madagascar, estos personajes secundarios adquirieron tal popularidad que los planes para hacer una película propia eran inevitables, sobre todo por las ganancias que le traerían al estudio de animación Illumination Entertainment.

Sigue leyendo

Gravity (2013)

gravity-posterSiete años pasaron desde su última película, pero valió la pena. El director mexicano Alfonso Cuarón, responsable de títulos como Y tu mamá también (2001), Harry Potter and the Prisoner of Azkaban (2004) o Children of Men (2004), ha vuelto con una cinta que ha conquistado no solo a la crítica, sino que al público. En un suceso que no es del todo común en el cine, Gravity (Gravedad) ha liderado la taquilla estadounidense y actualmente posee un 97% de comentarios “frescos” en Rotten Tomatoes, transformándose en una de aquellas cintas que logran ese complicado objetivo de satisfacer a dos grupos de personas que la mayoría del tiempo parecen transitar por veredas opuestas.

Sigue leyendo

The Heat (2013)

the-heat-posterEs difícil negar que formamos parte de una sociedad machista. Aunque se han logrado medidas de igualdad de género durante las últimas décadas, la mujer aún conserva una posición secundaria dentro de la sociedad, estando siempre un peldaño abajo del hombre. Uno de los medios donde podemos notar esto es en el cine, que no es solo un invento creado para pasar el rato, sino que también funciona como reflejo de los valores que priman en un determinado tiempo y lugar. Herramientas como el test de Bechdel nos permiten darnos cuenta que la gran mayoría de las películas estrenadas a lo largo del mundo poseen una escaza presencia de personajes femeninos, los cuales en el caso de estar incluidos en una cinta, casi siempre ocupan un lugar accesorio y dependientes de los personajes masculinos.

Sigue leyendo