Yesterday (2019)

Yesterday-posterExisten películas como Groundhog Day (1993), de Harold Ramis, que alborotan el entorno aparentemente normal en el que transcurren con la introducción de un elemento fantástico, en torno al cual se desarrolla el relato. A ese tipo de obras no les interesa explicar el origen de ese cambio, ni profundizar las implicancias lógicas del mismo, sino que mostrar cómo sus protagonistas deben lidiar con esa particular situación; es ahí donde se encuentra el gran atractivo de esas cintas. El guionista británico Richard Curtis, responsable de algunas de las comedias románticas más ilustres de las últimas tres décadas en aquel país, ya se había adentrado en este tipo de historias con About Time (2013), acerca de los viajes en el tiempo, y ahora lo vuelve a hacer con Yesterday, que tuerce la realidad de una manera bastante curiosa.

Sigue leyendo

Paddington 2 (2017)

Paddington_2-posterLa película Paddington (2014) funcionó gracias a un delicado equilibrio que le permitió ser encantadora sin llegar a lo empalagoso, abrazar su espíritu infantil sin caer en lo simplón, y darle importancia a su dimensión estética sin terminar siendo superficial o intrascendente. Este logro se debió principalmente a su honestidad, a través de la cual logró crear un resultado genuino, y al respeto que demostró tanto por el material en el que estaba basada como por el público al que iba dirigida. Se trata de un enfoque que es difícil de precisar con palabras, pero que le entrega un valor adicional a la obra, alejándola del terreno del entretenimiento familiar desechable; es parecido a esa chispa que caracteriza a las películas de Pixar o Laika.

Sigue leyendo

The Zero Theorem (2013)

The_Zero_Theorem_posterCuando un director de cine tiene una trayectoria vasta, que se desenvuelve a lo largo de décadas, corre el riesgo de que sus trabajos caigan en la complacencia, en irse a la segura. Esto no ocurre con Terry Gilliam, cuyos últimos trabajos demuestran la misma chispa de las películas que realizó durante su mejor época. Si bien se puede sostener que la calidad de sus cintas se ha mantenido o decaído durante su época más reciente, los proyectos de este cineasta conservan ese deseo por experimentar y por ir más allá. Esto es lo que pasa con su más reciente película, The Zero Theorem, que forma parte de una trilogía distópica con dos de sus trabajos más importantes: Brazil (1985) y Twelve Monkeys (1995).

Sigue leyendo