Suspiria (2018)

Suspiria-posterEl cambio de tono que se produce entre Call Me by Your Name (2017), la anterior película de Luca Guadagnino, y Suspiria, su nuevo estreno, es evidente. El entorno soleado del norte de Italia, que evoca una atmósfera idílica y de ensueño, es reemplazado por la fría Berlín de fines de los años 70, donde se extiende un aire opresivo, estremecedor. La combinación entre pasión y arte es un aspecto común entre ambas obras, pero mientras en la primera se trata de algo sensible y seductor, en esta nueva cinta es una pasión que esconde un fin siniestro. En las dos películas el director demuestra su talento para crear sensaciones sugerentes, aunque el objetivo que en uno y otro caso pretende es muy diferente.

Sigue leyendo