Paddington 2 (2017)

Paddington_2-posterLa película Paddington (2014) funcionó gracias a un delicado equilibrio que le permitió ser encantadora sin llegar a lo empalagoso, abrazar su espíritu infantil sin caer en lo simplón, y darle importancia a su dimensión estética sin terminar siendo superficial o intrascendente. Este logro se debió principalmente a su honestidad, a través de la cual logró crear un resultado genuino, y al respeto que demostró tanto por el material en el que estaba basada como por el público al que iba dirigida. Se trata de un enfoque que es difícil de precisar con palabras, pero que le entrega un valor adicional a la obra, alejándola del terreno del entretenimiento familiar desechable; es parecido a esa chispa que caracteriza a las películas de Pixar o Laika.

Sigue leyendo

Rogue One: A Star Wars Story (2016)

rogue_one_a_star_wars_story-posterCuando The Walt Disney Company compró Lucasfilm el año 2012, incluyendo todo lo relacionado con la franquicia de Star Wars, sus planes cinematográficos no solo consistían en continuar con la saga original creada por George Lucas, la que gira irremediablemente alrededor de la familia Skywalker. Consciente del poder que tiene esa marca, y siguiendo con la estrategia del Universo Cinematográfico de Marvel, de la que también es dueña, su objetivo era aprovechar todo lo relacionado con esa propiedad intelectual, incluso aquellas historias que pueden parecer más periféricas. Es así como nace la idea de las Star Wars Stories, películas que no forman parte directa de la saga principal (no son “Episodios” como The Force Awakens [2015]), pero ayudan a expandirla.

Sigue leyendo

Paddington (2014)

Paddington-posterEn medio de la actual tendencia de hacer películas sobre personajes infantiles clásicos, y considerando el irregular resultado de esos proyectos, no se puede evitar sentir aversión cuando surge la noticia de una nueva adaptación. Eso es lo que me ocurrió cuando supe de la cinta Paddington, basada en el oso parlante creado por el escritor Michael Bond, que además tiene el inconveniente de estar basada en un personaje que no es demasiado conocido fuera del Reino Unido. El material promocional de la película solo servía para reforzar la idea de que estábamos ante una adaptación del montón, pero pese a este y otros prejuicios el resultado terminó siendo sorpresivamente positivo.

Sigue leyendo