Nadie sabe que estoy aquí (2020)

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v80), quality = 75En Nadie sabe que estoy aquí, el largometraje debut del director Gaspar Antillo, el lugar al que alude el título se encuentra a orillas del lago Llanquihue, en el sur de Chile. De manera similar a otro debut nacional, El hombre del futuro (2019) de Felipe Ríos Fuentes, la ambientación de la historia resulta importante para algunas de las ideas exploradas por el relato. Así como el fragmentado territorio de la región de Aysén, que veíamos en aquella cinta, acá los bosques, montañas y lagos de la apropiadamente nombrada región de Los Lagos sirven como un escenario idóneo para la personalidad del protagonista. Las características de sus paisajes, que pueden ser vistas como un atractivo turístico en otras circunstancias, son aprovechadas por el personaje como un escondite.

Sigue leyendo

El hombre del futuro (2019)

El_hombre_del_futuro-posterLa película El hombre del futuro está ambientada en el sur de Chile, pero no en aquel sur de localidades como Concepción, Temuco, ni siquiera Osorno. Para algunos personajes de esta cinta, esos lugares forman parte del norte del país, ya que el relato transcurre en la región de Aysén, casi al final del continente, allí donde el territorio se va fragmentando en archipiélagos y fiordos que dificultan el tránsito. A pesar de lo accidentado del terreno y de las inclemencias del clima, las personas aun así fueron capaces de crear caminos que son transitados por camioneros que llevan sus cargas a los destinos más recónditos de esa zona.

Sigue leyendo