Beoning (2018)

burning-posterLa película surcoreana Beoning (Burning) no es una película convencional. Basada en el cuento Quemar graneros del escritor japonés Haruki Murakami, la cinta se enfrentaba al desafío de traspasar una historia de poco más de diez páginas a un largometraje que se acerca a las dos horas y media de duración. Y esto lo hace no solo conservando el aire enigmático que transmitía la obra original, sino también fortaleciendo la ambigüedad de ese relato. El director Lee Chang-dong entiende el poder que pueden alcanzar las preguntas cuando no se les adosa una respuesta categórica, que pasan a adquirir una fuerza alimentada por ese carácter críptico.

Sigue leyendo

Sorry to Bother You (2018)

Sorry_to_Bother_You-posterQue Sorry to Bother You sea la primera película que Boots Riley escribe o dirige parece no ser un inconveniente para él, ya que el resultado transmite la confianza de alguien que sabe lo que quiere y cómo conseguirlo. Mientras otros cineastas debutantes podrían haberse visto intimidados por la idea de crear un primer largometraje, prefiriendo un camino más cauto, más convencional, Riley no le pide permiso a nadie para crear uno de los relatos más originales del año. La determinación que demuestra por su estilo permite que lo sigamos, atentos en todo momento, aún durante los pasajes más extraños de la cinta.

Sigue leyendo

Okja (2017)

Okja-posterUna de las grandes polémicas del festival de Cannes de este año giró en torno a la película Okja. El problema no tuvo que ver con su contenido, sino que con algo más técnico. La obra, que fue producida por Netflix, no contó con el tipo de distribución que habitualmente tienen las cintas que pasan por ese festival, sino que se privilegió su distribución a través de esa plataforma online por sobre los cines tradicionales. Esto levantó críticas por parte del presidente del jurado de este año, Pedro Almodóvar, e incluso generó abucheos del público presente cuando apareció el logo de la compañía en la pantalla.

Sigue leyendo

I Origins (2014)

i-origins-posterEl ojo humano, debido a su intrincado diseño y funcionamiento, ha sido utilizado por los creacionistas como uno de sus ejemplos predilectos al momento de debatir sobre la existencia de un creador. Se sostiene que un órgano tan complejo como el ojo, con todos sus nervios y partes, no pudo haber sido creado por mera casualidad, sino que debió tener un origen superior, divino. Eso es precisamente lo que Ian Gray (Michael Pitt), el protagonista de I Origins, busca desacreditar. Ian, un biólogo molecular que idolatra el empirismo y el método científico, está seguro de que podrá probar la manera en que los ojos fueron desarrollados por los seres vivos a través de la evolución, poniendo fin a la creencia de que obedecen a un diseño inteligente.

Sigue leyendo