Fast & Furious 6 (2013)

ImageCuando estrenaron la película The Fast and the Furious en 2001 no me llamó la atención. Nunca me interesó la moda de los autos tuneados, por lo que mi acercamiento a ellos se limitó a ver capítulos del programa de X-Zibit o a valorar el diseño de algunos de esos vehículos. Hasta el día de hoy mi conocimiento sobre motores y la forma en que funciona un auto es cercano a cero, por lo que claramente no era el público objetivo de la película. Como se convirtió en una película tan popular igual terminé viéndola, y el resultado solo confirmó los prejuicios que tenía. La historia no era muy interesante, mucho menos los personajes, y las secuencias de acción eran bastante corrientes. ¿Por qué entonces fui a ver la sexta parte de esta saga al cine?

Sigue leyendo