Man of Steel (2013)

ImageNo es ninguna novedad que las películas sobre superhéroes reciben, por lo general, una gran atención por parte del público. Basta con revisar los éxitos de taquilla de la última década y notar la relevante presencia de estas cintas. Como dueños de la gallina de los huevos de oro, las compañías a cargo de estas películas no se conforman con hacer dos o más cintas basadas en el mismo superhéroe, sino que adoptaron además la estrategia del “reboot” o “reinicio”. Cuando una de sus franquicias llega al punto en el que se hace cada vez más difícil añadir nuevas partes a la saga sin caer en lo repetitivo, los estudios deciden reiniciarla, contando nuevamente la historia de su personaje principal, manteniendo a grandes rasgos sus características pero modificando aquellos elementos que no funcionaron en el primer intento. Así ha ocurrido con Batman (Batman Begins, 2005), Hulk (The Incredible Hulk, 2008) o Spider-Man (The Amazing Spider-Man, 2012), sumándose este año a la tendencia el superhéroe por antonomasia: Superman.

Sigue leyendo