Sorry to Bother You (2018)

Sorry_to_Bother_You-posterQue Sorry to Bother You sea la primera película que Boots Riley escribe o dirige parece no ser un inconveniente para él, ya que el resultado transmite la confianza de alguien que sabe lo que quiere y cómo conseguirlo. Mientras otros cineastas debutantes podrían haberse visto intimidados por la idea de crear un primer largometraje, prefiriendo un camino más cauto, más convencional, Riley no le pide permiso a nadie para crear uno de los relatos más originales del año. La determinación que demuestra por su estilo permite que lo sigamos, atentos en todo momento, aún durante los pasajes más extraños de la cinta.

Sigue leyendo

Deadpool 2 (2018)

Deadpool_2-posterLa idea de crear una película de superhéroes para un público mayor, donde la violencia extrema y el humor negro fuesen utilizados como sus herramientas principales, no era del todo innovadora, dado que Matthew Vaughn ya lo había hecho cuando adaptó Kick-Ass (2010) a partir del cómic de Mark Millar. Sin embargo, esto no impidió que el estreno de Deadpool (2016) se sintiera como el intento de explorar un terreno poco conocido. El hecho de estar ambientada en un universo famoso, el mismo donde personajes tan reconocibles como los X-Men habitan, sumado a los niveles de demencia a lo que aspiraba la obra, hicieron que buscar el equilibrio preciso de su fórmula fuese un verdadero desafío.

Sigue leyendo

Draft Day (2014)

Draft_Day_posterEl cine estadounidense tiene la capacidad de hacer películas basadas en deportes que no son tan populares fuera de las fronteras de aquel país, las cuales no obstante resultan igual de interesantes para personas ajenas a esa actividad. Es tan así, que Hollywood puede darse el lujo de crear cintas que ni siquiera están ambientadas dentro del campo de juego, sino que en los márgenes del mismo, donde los protagonistas no son los deportistas. En esta categoría encontramos películas como Moneyball (2011), que gira en torno al béisbol, y Draft Day (Decisión final), que hace lo propio con el fútbol americano.

Sigue leyendo

Cloudy with a Chance of Meatballs 2 (2013)

cloudy-with-a-chance-of-meatballs-2-posterCuando se estrenó Cloudy with a Chance of Meatballs (2009) hace cuatro años ni siquiera me dieron ganas de bajarla de internet. Su premisa sonaba demasiado ridícula e infantil, y como el tiempo para ver películas es tan limitado y el número de cintas disponibles es abrumador, no quise perder mi tiempo con un producto que a priori parecía ser totalmente desechable. El tiempo pasó, y de vez en cuando encontraba algunos comentarios bastante generosos sobre esta película de animación, lo que me generó poco a poco unas ganas de ver qué es lo que me había perdido años atrás.

Sigue leyendo