The Man Who Killed Don Quixote (2018)

The_Man_Who_Killed_Don_Quixote-posterHay películas cuyas problemáticas producciones se volvieron tan célebres como las propias obras que engendraron. En algunos casos, como Apocalypse Now (1979), las complicaciones del rodaje aparecen como los sacrificios necesarios para dar forma a una obra maestra, mientras que en otros como Fantastic Four (2015), sirven para explicar un resultado desastroso. Entre las historias de proyectos dificultosos, pocas abarcan tantos años e intentos como los que Terry Gilliam invirtió en The Man Who Killed Don Quixote (El hombre que mató a Don Quijote), una película que demoró cerca de tres décadas en concretarse, desde su génesis hasta su estreno. Las numerosas complicaciones que tuvo la producción no son el único desafío que debe enfrentar, ya que su largo periodo de gestación ha levantado grandes expectativas ahora que por fin podrá ser vista por las audiencias.

Sigue leyendo

Jupiter Ascending (2015)

Jupiter_Ascending_posterLos hermanos Andy y Lana Wachowski saltaron a la fama tras el estreno de The Matrix (1999). La película fue un tremendo éxito comercial y sirvió como influencia para otras cintas de acción durante los años posteriores. Después de dos secuelas que no fueron tan bien recibidas por la crítica, el dúo de cineastas intentó replicar la gloria que habían alcanzado a través de proyectos nuevos como Speed Racer (2008) o Cloud Atlas (2012), pero sus nombres, que alguna vez atrajeron a multitudes de fanáticos al cine, parecían haber perdido la fuerza de antes. Con su nueva película, Jupiter Ascending (El destino de Júpiter), los Wachowski trataron nuevamente de ser elogiados como visionarios, sin embargo nos encontramos ante otra decepción.

Sigue leyendo

The Zero Theorem (2013)

The_Zero_Theorem_posterCuando un director de cine tiene una trayectoria vasta, que se desenvuelve a lo largo de décadas, corre el riesgo de que sus trabajos caigan en la complacencia, en irse a la segura. Esto no ocurre con Terry Gilliam, cuyos últimos trabajos demuestran la misma chispa de las películas que realizó durante su mejor época. Si bien se puede sostener que la calidad de sus cintas se ha mantenido o decaído durante su época más reciente, los proyectos de este cineasta conservan ese deseo por experimentar y por ir más allá. Esto es lo que pasa con su más reciente película, The Zero Theorem, que forma parte de una trilogía distópica con dos de sus trabajos más importantes: Brazil (1985) y Twelve Monkeys (1995).

Sigue leyendo