Yesterday (2019)

Yesterday-posterExisten películas como Groundhog Day (1993), de Harold Ramis, que alborotan el entorno aparentemente normal en el que transcurren con la introducción de un elemento fantástico, en torno al cual se desarrolla el relato. A ese tipo de obras no les interesa explicar el origen de ese cambio, ni profundizar las implicancias lógicas del mismo, sino que mostrar cómo sus protagonistas deben lidiar con esa particular situación; es ahí donde se encuentra el gran atractivo de esas cintas. El guionista británico Richard Curtis, responsable de algunas de las comedias románticas más ilustres de las últimas tres décadas en aquel país, ya se había adentrado en este tipo de historias con About Time (2013), acerca de los viajes en el tiempo, y ahora lo vuelve a hacer con Yesterday, que tuerce la realidad de una manera bastante curiosa.

Sigue leyendo

Darkest Hour (2017)

Darkest_Hour-posterEn una de esas curiosas coincidencias que a veces ocurren en el cine, en el mismo año se estrenaron dos películas que giran en torno al asedio que sufrieron las tropas británicas en la playa francesa de Dunkerque por parte de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Mientras en Dunkirk (2017) el director Christopher Nolan se centraba en los anónimos rostros de las personas que participaron directamente de ese hecho histórico, optando por un estilo visceral que nos hacía parte de lo que ocurrió en ese enfrentamiento, en Darkest Hour (Las horas más oscuras) de Joe Wright el foco de atención se posa sobre las personas que tomaban las decisiones en las altas esferas, específicamente sobre el primer ministro Winston Churchill, lo que permite que las diferentes perspectivas de cada obra las convierta en piezas complementarias.

Sigue leyendo

Baby Driver (2017)

Baby_Driver-posterEl cine es, por definición, movimiento. Está ahí, en su propio nombre. Asociada a esa idea está la noción de ritmo, que combina elementos como la velocidad, frecuencia y orden de los acontecimientos. Todo esto es entendido muy bien por Baby Driver (Baby: El aprendiz del crimen), la nueva película del director británico Edgar Wright, cuya historia está íntimamente ligada a la idea de movimiento, ya que su protagonista es reconocido por su habilidad como conductor, ayudando a ladrones a escapar de la policía luego de cometer sus robos. El dinamismo de las situaciones narradas es replicado también por el estilo ocupado, lo que le otorga una fluidez y chispa importantes al relato.

Sigue leyendo