Dunkirk (2017)

dunkirk-posterA lo largo de su carrera, el director Christopher Nolan se ha dedicado a contar historias que van difuminando los límites entre realidad y ficción. Ya sea a través de las identidades ocultas de sus personajes, elaborados giros en las tramas, espejismos o revelaciones, sus películas muestran cómo las ilusiones pueden ir creando su propia realidad. En su anterior obra, Interstellar (2014), llegó incluso al punto de curvar las reglas de la realidad misma, con un relato que lidiaba con las posibilidades del espacio-tiempo en nuestro universo. Por eso, llama la atención que con su cinta más reciente, Dunkirk (Dunkerque), el cineasta haya decidido basarse en la realidad más que en modificarla, narrando un hecho que ocurrió de verdad, algo novedoso dentro de su filmografía.

Sigue leyendo

Anuncios

The Revenant (2015)

The_Revenant-posterUno de los aspectos más publicitados de The Revenant (Revenant: El renacido), de Alejandro González Iñárritu, fueron las duras condiciones en que fue rodada. La producción de la película se llevó a cabo en tres países diferentes, en zonas remotas donde las bajas temperaturas se convirtieron en un verdadero desafío para las personas involucradas. La decisión de filmar utilizando solo luz natural limitó las posibilidades de rodaje a solo un par de horas cada día, y las complejas escenas de acción se convirtieron en una pesadilla logística. El director mexicano escogió de manera consciente estas dificultades, inspirado por la manera en que se hacía el cine en décadas anteriores, cuando la ausencia de pantallas verdes obligaba a los realizadores a viajar al lugar físico donde transcurre la acción.

Sigue leyendo

Child 44 (2015)

Child_44_posterLa batalla de Berlín fue uno de los enfrentamientos claves en la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndose en el último gran hito europeo de aquel conflicto bélico. Representó la derrota definitiva del ejército alemán luego de que la capital del Tercer Reich fuese tomada por el ejército rojo, un hecho que fue inmortalizado a través de una famosa fotografía de Yevgeny Khaldei donde se muestra a un grupo de soldados izando una bandera soviética sobre el edificio del Reichstag. En la versión ficticia narrada por la película Child 44 (Crímenes ocultos), basada en la novela del escritor inglés Tom Rob Smith, uno de esos hombres es Leo Demidov (Tom Hardy), el protagonista de la cinta a quien seguimos a lo largo del metraje.

Sigue leyendo

Mad Max: Fury Road (2015)

Mad_Max_Fury_Road_posterPor regla general, cuando los cineastas deciden revisitar un mundo que crearon décadas atrás el resultado no está a la altura de las obras originales. Aunque el director es el mismo, el tiempo es implacable al demostrar que ciertas cosas funcionaron en un determinado momento y lugar, y que cuando las condiciones han cambiado de manera tan radical volver a lograr la magia de antes resulta muy difícil. Es lo que ocurrió con Ridley Scott y Prometheus (2012), con Steven Spielberg e Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull (2008), y con George Lucas y las precuelas de Star Wars. Pero toda regla tiene una excepción, y en este caso su nombre es George Miller, quien con Mad Max: Fury Road (Mad Max: Furia en el camino) vuelve a visitar de forma satisfactoria la saga que inició en 1979.

Sigue leyendo

The Drop (2014)

The_Drop_PosterAlgo que caracteriza a la filmografía del fallecido actor James Gandolfini es su vínculo con el mundo delictual, y específicamente con el del crimen organizado. Sin embargo, sus roles no eran del tipo Vito Corleone, donde existe un imperio próspero que es necesario cuidar, ni del tipo Tony Montana, donde se narra un meteórico ascenso al éxito. Los personajes de Gandolfini viven en un mundo donde los tiempos de esplendor son cosa del pasado, y donde las relaciones con sus pares se miden a través de la violencia y no de un código de honor. No se trata de mafiosos que controlan las altas esferas de la sociedad, sino de maleantes que se desenvuelven al nivel de la calle.

Sigue leyendo

Locke (2013)

locke_posterLocke es un verdadero ejemplo de minimalismo y modestia. La película, que fue filmada en solo dos semanas, transcurre dentro de un automóvil conducido por el protagonista, Ivan Locke (Tom Hardy), quien mientras maneja por una carretera va hablando con otros personajes a través de su teléfono. Al resto de los personajes solo los conocemos por sus voces, ya que Ivan es el único que aparece en pantalla.

Sigue leyendo